Como reducir la vulnerabilidad agroalimentaria

Todavía estamos esperando estimaciones más fundamentadas de los daños en cultivos después de las lluvias excesivas en octubre en Centroamérica.  Después de la etapa de emergencia, acciones para el rescate de cultivos, resiembras en áreas con humedad, y asegurar el abastecimiento del mercado y el acceso a los alimentos, como se analizó la semana pasada, es tiempo de iniciar acciones para mitigar los efectos del cambio climático y reducir la vulnerabilidad en la producción agroalimentaria de la región en el futuro.

1.  Reducir la escorrentía y salvaguardar los cultivos

El director ejecutivo del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria (CENTA) en El Salvador ha mencionado que en las áreas donde se han utilizado medidas de conservación de suelos, las pérdidas son menores.  Además, al reducir la escorrentía, se permite que más agua se filtra a los mantos acuíferos, y el flujo hacía los ríos se regula en forma natural (no es que no habría inundaciones en un caso extremo como esto, pero se reducen).

Es necesario cambiar el uso del suelo en áreas frágiles como las laderas, sembrando cultivos permanentes como frutales y forestales o incorporando sistemas agroforestales o medidas de conservación de suelos, como barreras vivas o barreras muertos.  Para incentivar estos cambios, se requieren programas de compensación por servicios ambientales, que pueden ser locales (municipios o comunidades que compensan por conservar) o más centralizadas (una pequeña sobretasa al agua que compensa a propietarios en zonas críticas que toman medidas de conservación o cobertura vegetal).

2.  Aumentar el área de riego

El uso del riego en la región puede expandirse.  Por ejemplo, en El Salvador, existen aproximadamente 50 mil ha bajo riego, mientras que estudios han señalado que el área con buenas condiciones para su uso suman 67.5 mil ha, y con condiciones moderadas, 164.6 mil ha.  También hay muchas áreas bajo riego con un uso no idóneo del suelo, como para pastos y caña de azúcar.  Luego, del área con riego, el 89% es por superficie o inundación, la forma menos eficiente para el uso de este recurso, comparado con riego por aspersión o por goteo.  El riego es una tecnología que permite no solamente aumentar la producción, sino también, producir cultivos más rentables, como frutas y hortalizas, lo cual puede sacar a los pequeños productores de la pobreza.

3.  Modernizar el sistema de comercialización de granos

Mucho del maíz que se perderá estaba listo para salir del campo, pero por la ausencia de secadores, los productores todavía dejan doblado su maíz para secarse.  Para reducir las pérdidas en el futuro, se necesita un sistema moderno para acopio y comercialización de granos, incluyendo:

Realizar inversiones en centros de acopio que pudieran funcionar también como centros de calificación de la calidad de los productos y de empaque, así como en plantas de secado y almacenamiento en lugares cercanos a las zonas de producción.  Se podría cederlas en arrendamiento de largo plazo a empresarios y eventualmente venderlas en subasta.  Un mecanismo alterno de financiamiento son los asocios público-privada.

Implementar el uso de certificados de depósito de granos, con el fin de hacer asequible este instrumento de garantías a un mayor número de productores, incluyendo a los pequeños.  Los certificados de depósito de granos son ampliamente conocidos en otros países y en algunos casos, como el de la República Dominicana, han sido utilizados desde hace bastante tiempo.

4.  Invertir en la investigación

Para contar con híbridos y variedades de cultivos más resistentes a los extremos de humedad (sequía y exceso de lluvias), y adaptar los métodos de producción a la variabilidad climática, se requiere una mayor inversión en la investigación.  El trabajo de los centros regionales como el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) en México, y el Centro International de Agricultura Tropical (CIAT) en Colombia, donde se investiga el frijol, ya toma en cuenta este reto, pero también se requiere la investigación nacional para complementar los esfuerzos internacionales, así como para la verificación de la adaptabilidad de nuevas biotecnologías.  La reciente reunión de los Ministros de Agricultura de las Américas enfatizó la importancia de la innovación tecnológica.

5.  Seguro agrícola

Con tecnología moderna para su administración, el seguro agrícola es más accesible para los pequeños productores.  El seguro agrícola indexado reduce sus costos de administración.  Incluso, se puede buscar formas innovadoras para pagar, por ejemplo, por medio de teléfono celular como se hace en un programa innovador en África.

About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in desarrollo agropecuario and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

8 Responses to Como reducir la vulnerabilidad agroalimentaria

  1. Gracias por tu aporte Amy.

    Cómo adaptar a los sistemas de cultivos de Los Nonualcos y el Bajo Lempa al cambio climatico, especialemente las inundaciones es un reto enorme.

    pero en esto tenemos que trabajar, para no seguir haciendo mas de lo mismo que nos lleva al mismo resultado. cultivos perdidos.

    la fase actual de re-activacion de las actividades agroepcuarias, ofrecen la oportunidad y la necesidad para hacer cambios.

    Andrew Cummings
    FUNDE

  2. que aporte mas oportuno para generar una mejor acción de prevención y producción,gracias!!.
    les pido a todos los que sepan de esta materia y amen a nuestro querido país que aporten sus conocimientos y experiencias para que ayudemos a estas familias pobres que lo han perdido todo.
    saludos fraternos!!

  3. Amy

    Muy buen analisis, quizá, con la misma agudeza valdria la pena ver que infraestructura es necesaria para volver menos vulnerables a los Habitantes Rurales, a mi se me ocurre que debe haber formas de minimizar la calamidad en la ocurrencia y mejorar la capacidad de reación:

    Para lo primero creo que la infraestructura como represamiesntos ej. en el bajo lempa desde historias se sabe que se innunda, en el año 1953 y luego la OEA en 1974, proponen una infraestructura de represamiento y contension que en la epoca seca sirva para agua de riego para una área mayor a 15,000 ha. (ver: http://bit.ly/sonqdH cuenca inferior del río lempa)

    Luego en la parte de reaccion creo que se debe buscar tecnologia y equipos de informacion que permita hacer mas efectivas las alertas tempranas. Equipar a las Alcaldias con equipos que les permitan evacuaciones mas oportunas, ej lanchas, tractores, torres de observacion, etc.

  4. laura says:

    Hola, Me parece un buen aporte Amy!, Creo que has planteado aspectos claves:

    El secado y toda la fase de limpieza y almacenamiento es clave para lograr la comercialización oportuna. En este tema podría haber una oportunidad para aprovechar las instalaciones del BFA, por medio de un asocio público privado, habría que identificar si hay una empresa que pudiera asumir todo el tema de resguardo, administración.

    El otro tema que me parece clave es sobre la investigación, es necesario fortalecer esta área en el país y eso pasa por una mayor asignación de recursos, el papel de CENTA y de otras entidades privadas es importante: FIAGRO, el IICA, podrían aportar mucho su experiencia.

    Ojalá estos planteamientos puedan convertirse en futuras acciones de política pública en el corto y mediano plazo

  5. Jorge Garza says:

    Muy interesante y oportunos tus comentarios Amy. Estas ideas pueden dar lugar a a formular iniciativas que contribuyan en el mediano plazo a reducir nuestra vulnerabilidad en la producción de alimentos.

  6. alejandro says:

    Amy, obviamente tienes una perspectiva propositiva a nuestro problema del agro, en lo que fundamental a la alta vulnerabilidad de nuestro territorio. Comparto tus propuestas y ojalá nuestras autoridades, principalmente el Ministro Suárez de Agricultura y Ganadería, haga eco de tus propuestas y podamos superar el ciclo tragico de golpe al agro y a la familia campesina, en suma, a nuestra economía. Gracia y Saludos. Alejandro

  7. Pablo Flores says:

    Estimada Dra. Angel

    Mis mas sinceras felicitaciones y agradecimientos por llevar a la discusión estos temas de suma importancia nacional.

    Quisiera agregar a su recomendación en lo que respecta a la comercialización de granos que es importante no solo modernizar la cosecha (específicamente en los casos de sorgo y maíz) incorporando el secado oportuno como su almacenamiento. También es el tener una política concertada de acuerdo a las condiciones del mercado. Hay que tener en cuenta la apertura comercial a la cual estamos expuestos con los tratados ya firmados como también las violaciones a estos cuando existe desabastecimiento o malas cosechas, o simplemente por necesidad política. Estos cierres de fronteras a productos sensibles a sido norma desde hace 20 años. Los hemos sufrido con granos básicos, productos avicolas y lácteos. Si el mercado, de abastecimiento como de venta, es regional es necesario llevar una política conjunta con nuestros socios comerciales que tienda a lograr estabilidad en las relaciones comerciales y de inversión.

    Pienso que una modernización que busque crear una base solida para alcanzar la autonomía alimentaria. Tiene que ir acompañada de leyes de acuerdo a incentivar y proteger esas producciones, acatar los tratados comerciales para manejar un flujo continuo de intercambio comercial que lleve a poder ofrecer los excedentes a mercados no tradicionales que los requieran. Para esto ultimo, también es necesario elevar la producción y/o bajar sus costos. Hay que darle valor al campo, no es posible continuar con el abandono a las cooperativas que dedican sus tierras a los granos básicos y a veces someterlas a reglamentos que botan buenos trabajos de administraciones capaces. Es necesario borrar del ámbito agrícola que solo vendiendo la tierra, los beneficiarios de la reforma agraria pueden obtener bienestar o salida a sus deudas. Se tiene que aprovechar todas esas extensiones sin uso, buscando formulas que logren niveles de precios y volúmenes que incentiven tanto la producción como la exportación.

    Un abrazo,

  8. amyangel5 says:

    Ivan Orellana escribe:

    Hola Amy

    Creo que astas tocado punto muy sensibles y estratégicos para lograr mitigar el eterno problema que año con año afecta a nuestro agro salvadoreño, por lo tanto es de suma importancia que la institución responsable empiece a realizar acciones encaminadas a mitigar dichas vulnerabilidades, estas acciones estarían dando un gran aporte a nuestros productor y con ello contribuir a reducir en gran medida su condición de pobreza, que en gran parte se debe a las perdidas en sus cultivos por la falta de infraestructura y tecnología adecuada para hacerle frete a estos problemas; y como tú bien lo dices “ es tiempo de iniciar acciones para mitigar los efectos del cambio climático y reducir la vulnerabilidad en la producción agroalimentaria de la región en el futuro”.

    Saludos Amy y felicidades es un gran aporte, ojala que nuestras autoridades tomen cartas en el asunto.

    Iván Orellana Eguizabal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s