¿Es legal que Nicaragua restrinja las exportaciones de frijol?

La semana pasada, el Canciller de Nicaragua habló sobre el riesgo de que su país vuelve a implementar una restricción a la exportación del frijol, como ocurrió en 2007 y 2010-11.  Esta semana, pretendo evaluar este tipo de restricción, desde el ángulo legal y luego desde su impacto económico y social.

Frente a un alza de precios en un producto básico, y las presiones políticas y sociales que esto genera, en algunos casos, un país exportador decide restringir o prohibir las exportaciones para retener más producto en su mercado doméstico, incrementando la oferta y reduciendo la presión sobre el precio nacional.

¿Qué dicen las reglas internacionales del comercio?

El Art. XI del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (conocido como GATT, de 1947) permite las “prohibiciones o restricciones a la exportación aplicadas temporalmente para prevenir o remediar una escasez aguda de productos alimenticios”.  En otras palabras, en general, los países pueden restringir las exportaciones en forma “temporal” (aunque no hay definición sobre cuánto tiempo, ni sobre que es una “escasez aguda”, permitiendo mucha flexibilidad).

Luego, en el Acuerdo sobre la Agricultura de 1994 de la Organización Mundial del Comercio (OMC), se incluyen algunas disciplinas en el tema.  En el Art. 12, se establece que cuando un país implementa una restricción a la exportación, deberá tomar “debidamente en consideración los efectos de esa prohibición o restricción en la seguridad alimentaria de los Miembros importadores” (dudo que los países realmente hacen esto).  También menciona que antes de establecer dicha medida, se debe notificar por escrito al Comité de Agricultura, y otro países pueden solicitar consultas sobre dicha medida.

No existe ninguna notificación sobre la restricción de exportación de frijol en 2011 por parte de Nicaragua a la OMC.  Pero tampoco hubo reclamo por parte de los países importadores, como El Salvador.  Los países en desarrollo no tienen que notificar sus medidas de este tipo, a menos de que sean exportadores netos del producto, y Nicaragua es exportador neto de frijol (gráfica).

¿Y los acuerdos comerciales en la región?  No encuentro ninguna mención del tema en los instrumentos de la integración centroamericana.

Consecuencias reales y potenciales de las restricciones

Las restricciones o prohibiciones a la exportación fueron medidas frecuentes durante la crisis de los precios de alimentos 2006-2008.  El caso del arroz es el más notorio, iniciando con la prohibición de exportaciones por parte de la India en 2007 y luego por otros países que siguieron su ejemplo.  Entre 2003 y 2008, el precio mundial del arroz aumentó cinco veces, y se ha estimado que las restricciones al comercio causaron el 45% de este alza.  El impacto es más grande para los pequeños países importadores, y, adentro de ellos, los consumidores más pobres.  Se han iniciado discusiones sobre nuevas disciplinas para estas medidas en la OMC, pero su resultado es incierto.

Siendo Nicaragua un productor fuerte y exportador histórico al resto de la región, el uso de este tipo de medidas genera una seria disrupción comercial en los países importadores, y se traduce en alzas significativas del precio en países como El Salvador.  La “hermandad centroamericana” ni se vislumbra; el impacto es grande en el consumo y nutrición de los más pobres en El Salvador.  Pero sí, funcionó, al mantener los precios del frijol en Nicaragua más bajos que los de El Salvador.

Pero al prohibir las exportaciones, se generan consecuencias adicionales que, en el largo plazo, pueden tener repercusiones negativas sobre el mismo país:

  • Desincentiva la producción, ya que los agricultores/comerciantes no logran recibir el beneficio de precio cuando debe ser alto (por escasez en el mercado regional), pero tienen que conformarse con el precio bajo cuando hay superávit.  La producción de frijol en Nicaragua tiende a ser una operación comercial y no de subsistencia, como es el caso en El Salvador; sus agricultores pueden buscar cultivos alternos más rentables.
  • Pone en riesgo las oportunidades comerciales para futuras exportaciones.  El país ya no se percibe como una fuente confiable.  Por ejemplo, El Salvador puede concretizar los vínculos comerciales que ya iniciaron con otras regiones del mundo para el frijol rojo.  Durante 2011, buena parte de las importaciones procedieron de Etiopía y la República Popular de China.  Al no tener seguridad sobre la disponibilidad de frijol de los países vecinos, estas opciones son aún más atractivas.

Finalmente, es importante reflexionar que la presión para este tipo de medidas solamente aumentará en el futuro, con la expectativa de continuar con la alta volatilidad y nivel de precios internacionales durante los próximos años.  Se requiere un diálogo regional, para reducir la necesidad de utilizar las restricciones a la exportación o cómo hacerlas menos dañinas.

About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in política comercial and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

5 Responses to ¿Es legal que Nicaragua restrinja las exportaciones de frijol?

  1. Edgar Morales says:

    Las decisiones de Nicaragua, han sido de carácter político, para mantener precios bajos a consumidor durante el periodo pre electoral. Esperamos, que ahora que finalizaron las elecciones, las exportaciones se abran nuevamente. En estas situaciones no sirven de nada las reglas o regulaciones que existan.

    Edgar

  2. Nicaragua toma una medida que desde mi punto de vista no creo que sea una politica partidarista porque esta tambien puede revertir su puntaje por los productores agrícolas en general, pero si es una politica de seguridad alimentaria. El Salvador, dede de tener una reflexión sobre la seguridad alimentaria y nutricional pero no con mercaderes, sino con los que tienen el conocimiento sobre el tema de la producción de alimentos para su pueblo. La dependencia de alimentos producidos en otro país, que se pueden producir en El Salvador, es una situación peor que la misma violencia y otro problemas que tenemos como pais para lo cual si hay dinero, pero no lo suficiente para la agricultura, sino solo veamos el presupuesto de los ultimos diez años del ramo de agricultura y ganaderia. Señores, “hablar de SEGURIDAD ALIMENTARIA, es hablar de SEGURIDAD NACIONAL”.

  3. Pablo Flores says:

    Amy, no cree que el efecto del cambio climático sobre las cosechas sea un factor determinante en la toma de decisión del país en aras de mantener su seguridad alimentaria. Esto por un lado. Y el otro, la falta de transparencia de los demás países en dar a conocer su volumen real de cosecha, los lleva a tomar precauciones al observar alzas elevadas de los precios en los mercados de sus vecinos. Los lleve a evaluar sobre la gravedad del desabastecimiento en la región guardando su grano. Ahora, creo que el problema va ser nuestro. Porque en la medida que sigamos cambiando los patrones de consumo de la población importando de otros mercados granos mas baratos, va disminuyendo la producción por falta de demanda y esto es traducido en precios bajos que afecta directamente las perspectivas económicas del productor. Esto no es el arroz, esto va mas allá. Hay que recordar que el frijol se siembra en asocio, que no solo sirve de proveedor de proteínas al productor sino que diversifica su inversión. Considero que el país necesita producir mas, para no depender tan dramáticamente de nuestros vecinos, hasta el momento donde ese contingente poblacional que depende de los cultivos (granos básicos) logre su libertad económica y pueda optar por una mejor inversión. De lo contrario la migración y violencia en el campo puede aumentar debido a la falta de rentabilidad de su producción. Porque ya nos dimos cuenta que el consumidor lo que necesita son precios bajos y buen producto, esa parte es la fácil. La rentabilidad del agro, es lo difícil.

    Un abrazo,

    Pablo

  4. manuel antonio says:

    Me encontré este Blog por casualidad y me llamo la atención la reflexión filo-sofa a la cual quiere llevar la autora, y la forma en que lo plantea.

    Soy 100 % pinolero por gracias de Dios, y le comento a usted que en ningún momento desde la visión y óptica que usted percibe sobre la seguridad alimentaria y nutricional en centro américa.

    Para mi país Nicaragua; en ningún momento usted debe de hablar de ilegal las tomas de decisiones del Gobierno. Este gobierno actual ha dirijo la políticas y gestiones publica de proteccionismos al consumidor nicaragüense, mientras en gobiernos anteriores preferían la exportaciones en grandes volúmenes de nuestros granos básico y productos nacional dentro de estos el Frijol, que al final aparecían etiquetados y vendidos en otros países a altos precios como el mercado de la comunidad salvadoreña en USA, igual con el queso nicaragüense…etc. como mecanismo de mercantilismo soberano privado sin beneficios al bienestar nacional.

    La exportaciones como ingreso al PIB de cualquier país esta bien, el excedente es lo que se debe de negociar y acordar previamente a cualquier acuerdo internacional, pero la seguridad alimentaria y nutricional del país es la priorizacion, permitiendo la regulación de los precios evitando las especulaciones vía precio u cualquier mecanismo al cual se planean las medidas económica dentro del programa económico del gobierno.

    saludos a usted.

    • amyangel5 says:

      Gracias, Manuel, por su comentario. Yo creo que su comentario refleja precisamente la disyuntiva que el mundo y la región debe enfrentar, como balancear las necesidades de seguridad alimentaria nacional con un esquema predecible de comercio internacional, para que el impacto en la seguridad alimentaria de los países importadores se minimice cuando existen problemas de abastecimiento.

      Otro punto interesante que hubo aquí en El Salvador fue una discusión si nuestras exportaciones de frijol a EEUU son tan grandes que afectan a la seguridad alimentaria, pero realmente son pequeñas comparadas con la producción nacional, y su impacto es mínimo. El problema mayor es la productividad y la vulnerabilidad climática.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s