La cena navideña de José y María

Los temas históricos de la agricultura y la alimentación siempre me han fascinado.  Aproveché este época para investigar sobre la comida en el tiempo de la Primera Navidad.  Sé que José y María no hicieron una cena navideña porque, a esa hora, es probable que todavía andaban pidiendo posada, pero podemos hablar sobre qué sería una cena típica para la Sagrada Familia.

Obviamente no fue de pavo ni tamales, ya que esa ave y el maíz son nativos de las Américas.  Sabemos que vivían en una “tierra de trigo y de cebada, de viñas e higueras, de granados y olivos, tierra de aceite y miel” (Deuteronomio 8:8).

La alimentación típica incluía pan de trigo molido (usualmente sin levadura, parecido al pan pita que conocemos), cebada o lentejas tostadas o en sopa, o garbanzos u otros legumbres.  Las verduras más comunes incluían pepino, melón, puerros, cebollas y ajo (Números 11:5), repollo y nabos.

Las especias de mayor uso eran sal, ajo, comino, menta, mostaza, cilantro y eneldo.  La pimienta y el jengibre eran muy caros.  El aceite usualmente era de oliva, y las frutas más encontradas eran higos, dátiles y uvas.  La miel era el edulcorante más común.

En términos de carne, el pescado era de uso común (acordémonos de los pescadores que se convirtieron en apóstoles, Mateo 4:18), cocido en las brasas o en sopa.  Los huevos, el queso y mantequilla también se encontraban en los platos con frecuencia.  En las familias de mayores recursos, se consumían pollo y cabra.  Para ocasiones especiales, el plato fuerte era carne de res (ej, el ternero engordado de la parábola del hijo pródigo, Lucas 15:23) o cordero.  La carne de cerdo y los crustáceos se consideraban impuros, y su consumo era prohibido (Levítico 11:7-10).

Los tiempos de comida eran dos principales, más una merienda ligera al inicio de la mañana.  La primera comida fue al final de la mañana, y la segunda después de la puesta del sol.  Este último se realizaba en familia, y se compartía un solo plato, comiendo con los dedos o con pedazos de pan.  En las familias de mayores recursos, los niños y mujeres se sentaban en sillas, mientras que los hombres se reclinaban en su codo izquierdo, comiendo con la mano derecha, alrededor de la mesa.  Familias de menores recursos se usualmente se sentaban en el piso para comer.  Los sábados se hacía un banquete en muchos hogares.  La cena del sábado era un rito, incluyendo varias oraciones, y se consumían los varios alimentos en un orden específico.

Gracias por su interés en este blog, y les deseo muchas bendiciones a sus familias en este tiempo y un muy próspero y productivo año nuevo.

About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in Uncategorized and tagged . Bookmark the permalink.

3 Responses to La cena navideña de José y María

  1. Carolina says:

    Que bonito artículo muy apropiado para estas épocas, te hacen viajar un poco en el tiempo.
    Aprovecho para desearte Feliz Navidad

  2. Carlos Guzmán says:

    Que interesante la calidad alimenticia de los pueblos antiguos, puesto que dice mucho de la vida de esas personas. Sería interesante el ejercicio de hacer esta historia de la familia salvadoreña típica, ¿cómo nos verán a nosotros?
    Slds,

  3. Maytee says:

    Muy buen articulo Dra. muy interesante ver que la dieta del pueblo hebreo que se ha mantenido en su cultura hasta nuestros dias es la mas saludable y de hecho su poblacion es de las mas longevas. Gracias por compartir sus articulos y que en el 2012 reciba muchas bendiciones tambien. Saludos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s