Conservación de suelos – una necesidad que ya no puede esperar

La tierra en El Salvador está sumamente degradada.  Esto tiene implicaciones para la productividad de largo plazo de los cultivos, para la filtración de agua a los acuíferos, y para la vulnerabilidad de los productores frente a eventos climáticos.  Un proyecto de CENTA/FAO estimó que el 57% de la tierra tiene un uso inapropiado según su tipo de suelo (ver gráfica); el mayor culpable son los granos básicos en laderas sin medidas de conservación.

He mencionado este tema en un post anterior sobre las medidas estratégicas después de la depresión tropical 12E en octubre de 2011 para reducir la vulnerabilidad agroalimentaria.  Un análisis de la FAO demuestra que las áreas cultivadas con medidas de protección sufrieron menores pérdidas (ver gráfica).

Diapositiva1

Históricamente, hemos prestado insuficiente atención a este problemática.  Pero hay cambios interesantes en camino y no estamos partiendo de cero.  Se ha estimado que hay aproximadamente 5 mil productores practicando agricultura sostenible actualmente en El Salvador, unos 1.3% de los agricultores nacionales.  Las experiencias de agricultura sostenible existentes incluyen la conservación de semillas locales, utilización de abonos verdes y composteras, prácticas integrales de control de plagas y enfermedades y diversificación de cultivos.

En las discusiones del Grupo Diálogo Rural El Salvador, un punto de encuentro de instituciones de gobierno, organismos no gubernamentales y centros de pensamiento, para conocer iniciativas públicas y privadas para promover el desarrollo rural y dialogar sobre ellas, estamos conociendo nuevas iniciativas.  El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) están preparando el Programa Nacional de Restauración de Ecosistemas y Paisajes (PREP).  Las prácticas a promover incluyen labranza de conservación, obras de conservación, agricultura de bajos insumos químicos, diversificación agropecuaria, agroforestería, y agricultura orgánica y ecológica.  Será necesario hacer en cada parcela los análisis ex ante sobre la vulnerabilidad de la producción (erosión, deslizamientos, inundaciones, etc.) para incorporar prácticas distintas.  La meta para 2014 es haber cubierto el 20% del área agropecuaria en zonas de alta vulnerabilidad en la cuenca del río Lempa (La Montañona, Cinquera, Suchitoto, Jutiapa, Zacatecoluca, Tecoluca y Jiquilisco).

Por otro lado, se está incorporando el tema de conservación de suelos y agricultura sostenible en el Plan de Agricultura Familiar (PAF).  Es clave que esta área no sea percibido como un programa especial dentro del PAF, sino un aspecto transversal que debe ser considerado por parte de todos los productores participantes.

Un desafío grande en el PREP, así como en el PAF, es transformar a los técnicos para que estén convencidos de la necesidad y la factibilidad de implementar la agricultura sostenible.  Requiere procesos de capacitación, pero también de reorientación del paradigma de producción.

Otro desafío grande es el incentivo económico para realizar los cambios.  En algunos casos, la mayor rentabilidad paga por el esfuerzo, por ejemplo, al incluir conservación de suelos con la diversificación productiva hacia hortalizas, pero en otros, por ejemplo, conservación de suelos en laderas con granos básicos, la inversión de tiempo/dinero por parte del productor no se recupera en la producción debido a la poca rentabilidad.  Aquí es donde entra la necesidad de contemplar la compensación por servicios ambientales, ya que al incrementar la cobertura vegetal y reducir la escorrentía, se beneficia el productor con mayor productividad pero se beneficia aún más la sociedad al tener más agua disponible en los acuíferos.  Estos sistemas de compensación todavía faltan.

About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in agricultura sostenible and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Conservación de suelos – una necesidad que ya no puede esperar

  1. Francisco Perdomo Lino says:

    En la década de los 80 del siglo pasado, FAO/PNUD apoyaron técnica y financieramente proyectos conservacionistas en Chalatenango, Cabañas, Usulután y Morazán, capacitando a técnicos y agricultores en prácticas de conservación de suelos, agroforestería y plantaciones forestales, orientados a tierras de ladera con pequeños agricultores principalmente. Actualmente estos técnicos todavía se encuentran laborando en el MAG. El problema ha sido el descuido del seguimiento permanente a estos proyectos, abandonándolos sin fortalecimiento alguno, evitando así la creación de una cultura conservacionista. Su comentario me parece excelente y ojalá se rescatara el conocimiento y experiencia de los técnico ya formados para renacer una agricultura conservacionista.

  2. amyangel5 says:

    Reblogged this on Rumiando sobre el agro and commented:

    En honor al Día Mundial de Medio Ambiente, retomamos esta semana el tema ambiental más importante para el agro salvadoreño, la conservación de suelos.

  3. Adamid beltran says:

    Cierto Amy pero en cuanto a que los tecnicos tienen q cambiar no creo mucho porque quien debe cambiar es el productor al obedecer las instrucciones del tecnico, eso lo veo en mi caso con el jocote de corona que ya les demostre que en un lapso de 3 años los arboles enfermos se recuperan por lo menos para producir fruta de primera calidad aunq tenga un poco de la enfermedad detectable no mas en el PCR pero no a simple vista, aun asi los productores no aplican los productos que se les dice ni hacen las practicas de conservacion de suelos en este caso; fosas de infiltracion y cajueliado esto evita que se erosionen los suelos y se dejen de formar las carcavas en las calles vecinales q a ellos mismos les afectan.
    El cambio debe ser tal que los productores mismos deben realizar dichas practicas porque al aplicar los productos referidos los arboles se recuperan y producen mayor infiltracion al suelo lo que conlleva a una menor escorrentia si a esto le sumamos el cajueliado y las fosas de infiltracion la escorrentia sería menor y asi la casada de beneficio llega hasta la carretera de santa ana hacia san salvador por la szona de Ciudad Mujer, calzontes arriba, el Congo por ese lado. Quisiera yo desarrollar un proyecto de recuperacion de unas 50 mz de jocote enfermo para contribuir a lo mencionado pero no he encontrado eco en CENTA ni en MARN y atengo claro que es lo que se debe hacer y como hacerlo pero la plata nos falta, se incluye ahi la capacitacion en practicas de conservacion y manejo de suelos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s