Observaciones al Proyecto de Declaración de Cochabamba sobre “Seguridad Alimentaria con Soberanía en las Américas”

Esta semana, he tenido la oportunidad de participar en el IX Foro Hemisférico de la Sociedad Civil y Actores Sociales de la Organización de los Estados Americanos en Washington, D.C.  Uno de los propósitos del foro es discutir el Proyecto de Declaración de Cochabamba sobre “Seguridad Alimentaria con Soberanía en las Américas”, presentado por la delegación del Estado Plurinacional de Bolivia, para su consideración para el XLII Asamblea General de la OEA a realizarse en junio de 2012.

El documento de antecedentes para el foro permite conocer la situación de seguridad alimentaria en América Latina, así como para comprender el concepto relativamente nuevo de soberanía alimentaria que se discute.  Me permito compartir con ustedes mi intervención en el foro.

Esta discusión sobre seguridad alimentaria y, su concepto muy relacionado, la soberanía alimentaria, es clave para el trabajo conjunto en búsqueda del desarrollo de los pueblos.

Pero nos requiere reconocer las diferentes realidades que enfrentamos en el hemisferio, y al leer los documentos de apoyo para este foro, se evidencian esas diferencias. El caso de El Salvador es único, lo cual nos lleva a tres observaciones sobre los temas vertidos en la propuesta de declaración para Cochabamba: 1) sobre la disyuntiva entre la autosuficiencia y el alivio de la pobreza, 2) sobre los aportes tecnológicos para asegurar la disponibilidad alimentaria, y 3) sobre la relación entre la soberanía alimentaria y los países importadores netos de alimentos.

La disyuntiva entre la autosuficiencia y el alivio de la pobreza

El tema de la seguridad alimentaria ha sido presente en el pensamiento salvadoreño desde que el filósofo, Alberto Masferrer, hace más de 80 años, contempló en su filosofía de vida, El Minimum Vital, que una de las necesidades primordiales del hombre es la “alimentación suficiente, variada, nutritiva y saludable”.

Tenemos algunos avances. En El Salvador, en los últimos 25 años, todos los indicadores nutricionales demuestran una reducción de la desnutrición alrededor de un 50%. Pero aún así, tenemos entre 10 y 20% de la población con alguna deficiencia nutricional. Y aún más impactante es el hecho de que el grupo de la población de mayor pobreza son las personas relacionadas con la agricultura, los trabajadores agrícolas y los productores de granos básicos de subsistencia. Los responsables de la producción de los alimentos son los que más carecen de suficiente comida.

Me agrada informarles que la semana pasada, la Asamblea Legislativa saliente aprobó una enmienda constitucional para incluir el derecho al agua y a la alimentación como parte de los derechos básicos de la ciudadanía; creo que no encontrará oposición en la Asamblea entrante para su ratificación. También tenemos en discusión, varias versiones de una ley de seguridad alimentaria y/o soberanía alimentaria. Entonces, espero avances en el marco institucional muy pronto en cuanto a la seguridad alimentaria.

El Director General Victor Villalobos del IICA hizo referencia a la necesidad de aumentar la producción mundial de alimentos en 70% en 28 años. El desafío para El Salvador es especialmente grande. Es el país continental de mayor densidad poblacional, pero también es un país con poca tierra disponible para los cultivos anuales, un país muy quebrado en términos de su topografía, lo cual limite el espacio para el aumento de las áreas cultivadas. Hoy en día, el 56% de la tierra en El Salvador está bajo un uso inapropiado, más que todo granos básicos y pastos en laderas. El reto de alimentar a la creciente población solo aumenta la presión sobre el recurso tierra. Es clave que se incorporen medidas para ordenar el uso del suelo en armonía con la búsqueda de la seguridad alimentaria.

Por diferentes reformas agrarias, y por la misma densidad poblacional, el 87% de los productores cultivan 3 ha o menos, y utilizan más del 65% del área cultivada. Entonces, para El Salvador, la cuestión no es una concentración de tierras, sino una atomización tan extrema de la tenencia. La realidad nos indica que el pequeño productor que cultiva solo granos básicos no puede generar suficientes ingresos para salir de la pobreza. Por ende, la importancia de la diversificación agrícola, acompañando a los granos básicos con las frutas, hortalizas y, en algunos casos, los cultivos para la exportación, para no solamente producir granos para su familia sino también generar suficientes ingresos para poder alcanzar un nivel de vida digna para su familia.

Uno de los componentes de la soberanía alimentaria es que los países pueden definir libremente sus políticas y estrategias alimentarias y nutricionales, pero otorgando prioridad al consumo local de alimentos. En el caso de El Salvador, ¿cómo encontramos ese balance entre el llamado a ser autosuficientes en un producto básico como maíz o frijol con la urgente necesidad de los productores de salir de la pobreza por medio de la diversificación? ¿Cómo aseguramos que la influencia del marco institicional internacional no se transforma en un amarre que restringa la diversificación productiva?

Los aportes tecnológicos para asegurar la disponibilidad alimentaria

Luego, quiero incorporar el tema tecnológico y su capacidad de respuesta a los desafíos que nos presenta el cambio climático. El Salvador es el país continental de mayor vulnerabilidad ambiental, y se proyectan impactos grandes en temperatura y precipitación por la variabilidad climática. El desafío es tan grande que no debemos quitar ninguna opción de la mesa, ya que cada uno puede tener su papel en satisfacer las necesidades alimentarias de la población – la agricultura ecológica, la agricultura inteligente en términos ambientales (climate-smart agriculture), y la biotecnología moderna, incluyendo pero no limitado a los organismos genéticamente modificados. Debemos empoderar a los productores para que sienten que tienen opciones sobre que cultivar y como cultivarlo, y que pueden tomar la mejor decisión para sus parcelas y sus familias, siempre dentro de un marco regulatorio apropiado.

La relación entre la soberanía alimentaria y los países importadores netos de alimentos

Finalmente, nos inquietan las implicaciones que el tema de soberanía alimentaria tiene para los países importadores netos de alimentos. A pesar de esfuerzos para fortalecer a la agricultura familiar, seguiremos dependiendo de las importaciones para muchos productos de la canasta básica. Y cuando ocurren fenómenos extremos de clima, hemos sufrido los impactos de las restricciones a las exportaciones de países vecinos, países hermanos centroamericanos, con efectos devastadores en la población más pobre, que utilizan el 65% de sus ingresos para comprar alimentos. Pero las restricciones a la exportación van mucho más allá de Centroamérica, hemos visto impactos de restricciones de Rusia en el trigo, de Tailandia en el arroz, etc. Es clave que no solamente se tomen en cuenta las necesidades de los países importadores netos de alimentos frente a restricciones a las exportaciones, sino que se contemplan mecanismos concretos para regular el uso de este tipo de medida.


About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in seguridad alimentaria and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

7 Responses to Observaciones al Proyecto de Declaración de Cochabamba sobre “Seguridad Alimentaria con Soberanía en las Américas”

  1. Francisco Perdomo Lino says:

    ¿Seguridad alimentaria para quién? Si tuviéramos una decisión de apoyar a nuestros pequeños agricultores con un adecuado programa de Conservación de Suelos, considero que es factible la seguridad alimentaria, pero para ello debemos tener un programa sostenible de manejo de tierras agrícolas incluyendo la rama pecuaria y la arborización ya sea con frutales o árboles maderables. La conservación de suelos incluye el control de la erosión y elevar la productividad de las tierras, para ello se necesitan técnicas apropiadas, las cuales ya han sido probadas en nuestro país con buenos resultados. Nuestra realidad concreta es que tenemos aproximadamente un 75% de tierras arriba del 12% de inclinación, lo cual nos indica que son en esas tierras que se debe de trabajar en forma apropiada y sacar el provecho productivo de ellas,. El tema es complejo para discutirlo y de difícil decisión para nuestras autoridades.

    • amyangel5 says:

      Gracias, Francisco por su comentario. Estoy sumamente preocupada por el efecto potencial de incentivar la ampliación del cultivo de granos básicos, lo cual más que todo sucedería en las laderas, aunque por lo menos, los programas de gobierno están empezando a ponerse más serios para el tema de impulsar la conservación de suelos. Muy de acuerdo con sus observaciones.

  2. amyangel5 says:

    Un colega manda este comentario en forma anónima:

    AMY
    COMO SIEMPRE MUY BUEN APORTE E INTERESANTE SUS COMENTARIOS,,,, En nuestro pais, EL USO DE TIERRAs para produccion de alimentos, solo sera posible cuando la produccion de estos sean mas rentables y tecnificados que el cultivo que sustituiran, por ej..hay mas de 90 mil mz. de caña,,, para cambiar el cultivo los cereales y alimentos deberian seer mas rentables y tecnificados, algo muy dificil….si el mag, designara el uso obligatorio de areas de tierras solo para producir alimentos y el uso de maquinaria agricola sustituyendo la mano de obra, tal vez se avanzaria la felicito

  3. Marcelino Castro Ramirez says:

    Amy: excelente análisis de la problemática involucrada.

    Creo que mientras no se haga un esfuerzo realista para adecuar los aspectos tecnológicos de la diversificación en la producción agrícola y para cambiar la mentalidad de cultivos de subsistencia en nuestros productores, todas las declaraciones no pasarán de ser bellas intenciones líricas con cero resultados prácticos.

    El problema de los cultivos de subsistencia es que constituyen una tradición hondamente arraigada en la mente rural colectiva y además involucra un aspecto económico: es cierto que importar granos básicos es más barato que producirlos, pero ¿cuál es la alternativa que se ofrece a los pequeños productores que les permita obtener ingresos para comprar los granos necesarios para su familia y además financiar el cultivo sustituto durante el establecimiento de dicho cultivo y su desarrollo hasta la plena producción? Además ¿quién será responsable de desarrollar los canales de comercialización de este cultivo?

    Te recuerdo que el agro ya vivió grandes engaños en este sentido de presentar cultivos panacea: el cardamomo, la sustitución del cedro por mundani, la siembra de teca, la siembra de frutas para exportación, y la lista podría seguir…..

    El CENTA y las instituciones financieras no han hecho su trabajo en proponer soluciones realistas y prácticas para solucionar esta problemática, a pesar de que desde tiempos del Presidente Duarte se está hablando de una diversificación masiva de la producción agrícola.

    Ojalá el país esté a tiempo de resolver estos aspectos, porque sin resolverlos no saldremos jamás del subdesarrollo ni superaremos los índices de pobreza que afectan a nuestro pueblo, especialmente en el área rural.
    .

    • amyangel5 says:

      Gracias, Marcelino. La experiencia nos demuestra que es factible provocar la diversificación entre los pequeños productores, pero es costoso en términos de asistencia técnica y requiere un tiempo sostenido. La comercialización y la asociatividad siempre son los temas más difíciles. El PAF busca apoyar a productores y espero que los recursos dedicados sean suficientes en términos del número de productores atendidos por extensionista y en términos del tiempo de asistencia, que debe ser por lo menos 2 sino 3 años.

  4. Roberto Handal says:

    El tema es muy interesante y las participaciones son ationadas, ya que se nota gran responsabilidad al hacerlas. Sólo quiero comentarles que hace un par de años, junto a mi Hijo José Luís Roberto, escribimos un documento en el que tratamos esto, de alguna manera. EL documento lo pueden consultar en la página: http://biblioteca.catie.ac.cr/cursocuencas/documentos/Acciones_mitigacion_en_cuencas_Handal_2011.pdf. Espero lo lean.

  5. Roberto Handal says:

    Perdón quise decir junto con mi Hijo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s