Pan para mi matata…3 razones porque el arancel cero en harina no bajará el precio del pan

En los últimos meses, el precio del trigo en el mercado internacional se ha incrementado fuertemente.  Aunque El Salvador no produzca el grano, el precio de pan recibe mucha atención, debido al número de personas que dependen de su elaboración y venta para vivir.  La semana pasada, la Asamblea Legislativa aprobó una reducción del arancel de importación para la harina de trigo hasta junio de 2013.  Es una medida acertada, porque podría fomentar una mayor competencia en el mercado nacional, pero es importante dimensionar su impacto en el precio del pan, lo cual creo que será mínimo por tres razones:

1.       El arancel era solamente 10%.

El arancel de la harina de trigo para importaciones desde fuera de la región centroamericana era solamente 10%, entonces eliminarla no puede reducir el precio de la harina más que eso es un mercado competitivo, y menos en el pan, que incluye otros costos de producción que no cambian de precio.  Si el costo de la harina representa, por ejemplo, el 50% del precio del pan, una reducción del 10% en el precio de harina no generaría una reducción de más del 5% en el pan, etc.

2.       Cuando el arancel ha sido cero, casi no se ha importado harina.

El gobierno ha tomado este tipo de medida en dos ocasiones anteriores.  Frente a alzas en el precio internacional del trigo, entre marzo y diciembre de 2008 y entre noviembre de 2010 y marzo de 2011 (franjas verdes en la gráfica), se redujo el arancel de importación para la harina a cero.  Durante esos períodos, las importaciones de harina de trigo desde fuera de Centroamérica (línea azul) fueron mínimas.  Las importaciones desde el resto de Centroamérica (línea roja) fueron mucho mayores, aunque estos siempre han sido libres de arancel.

Para efectos de comparación, las importaciones de trigo generalmente son de 15 a 20 mil tm mensuales (también siempre libres de arancel), mientras que las importaciones de harina de trigo extraregional nunca superaron 26 tm en un mes.

¿Por qué no se realizan más importaciones aprovechando el arancel cero?  Hay 3 posibilidades:

  • Los molinos nacionales venden harina a un precio que realmente es competitivo y las importaciones no son atractivas aún sin arancel, aunque la Superintendencia de Competencia (SC) y la Defensoría del Consumidor (DC) indican que no es necesariamente cierto.
  • Los requisitos de fortificación de la harina de trigo tienen un beneficio en la salud convincente, pero podrían representar un obstáculo técnico al comercio.  Sin embargo, los requisitos son armonizados entre El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, y aún así, las importaciones desde el resto de Centroamérica son generalmente reducidas comparadas con el producto nacional.
  • Los panificadores no tienen la capacidad de realizar una importación de harina (pero si fuera atractivo, tenemos suficientes comerciantes audaces que la harían).  Durante las reducciones arancelarias anteriores, se mencionaban esfuerzos para que los panificadores pudieran importar en forma asociativa, pero aparentemente no se logró concretizar esta acción.  Tiene que existir una asociatividad suficiente fuerte y formal para realizar la transacción, el financiamiento para pagar por adelantado (por no tener historial de importaciones), incluyendo costos aduaneros e IVA; y luego la capacidad de almacenamiento, distribución y ventas.  El Ministerio de Economía ha señalado que apoyará a los panificadores para que puedan importar, pero es una tarea gigantesca si uno comienza de cero.

3.       Cuando el precio de la harina se baja, no se refleja mucho en el precio del pan.

Aunque hubiese mayores importaciones de harina por parte de los comerciantes, se desconoce cuánto del ahorro arancelario se pasaría a los panaderos.  Esto se debe a un comportamiento común en los mercados, el fenómeno de precios pegajosos (sticky prices).  Para explicarlo, primero podemos ver el comportamiento del precio internacional del trigo, y los precios nacionales de harina y el pan desde 2006 (aunque la Defensoría del Consumidor empezó a dar seguimiento al precio de la harina hasta en 2008).  En términos generales, los precios de los tres productos muevan con alguna sincronización, con subidas y bajadas frecuentes durante el período (gráfica).

Luego entra el comportamiento de los diferentes eslabones de la cadena de valor del pan.  A pesar de que los precios muevan en la misma dirección, los cambios tienen diferentes dimensiones según el eslabón, con movimientos mucho más grandes en el trigo, menos fuertes en la harina, aún más pequeños en el pan (gráfica).  Por ejemplo, entre principios de 2008 y mediados de 2010, el precio del trigo se redujo 63%, la harina 32% y el pan, 13%.

¿Por qué?  La harina tiene otros costos más que el trigo, y el pan tiene otros costos más que la harina, y estos tal vez no han variado.  Pero también se ha identificado el fenómeno de que los precios pegajosos, y en el caso del pan, se nota esa tendencia.  Como estrategia de mercado, muchas veces las empresas absorben fluctuaciones en sus costos de producción, para no tener que cambiar precios al consumidor en cada momento.

También, muchas veces, los precios son aún más pegajosos hacia abajo; por ejemplo, vemos que los precios del trigo y de la harina llegaron a un pico a mediados de 2011, aunque muy inferiores a sus picos a inicios de 2008, pero a mediados de 2011, el precio del pan superó su pico de 2008. Muy notable también es que entre principios de 2011 y mediados de 2012, el precio de la harina bajó 50%, pero el precio del pan, solamente 11%.  Vemos que los panaderos no pasaron todo el ahorro hacia los consumidores.

Entonces, tomando en cuenta las experiencias anteriores, es incierto el efecto de la reducción arancelaria en el precio final del pan, aunque la eliminación de la protección efectiva es una medida positiva.

Luego, debemos considerar la reacción del gobierno cada vez que el precio de algún producto se aumente.  Las acciones para promover una mayor competencia en los mercados son fundamentales, y las entidades gubernamentales en ese tema (SC y DC) han tomado un papel mucho más proactivo.  Pero, muchas veces somos dependientes de los precios internacionales.  Cuando eso sucede, ¿es el papel del gobierno aislar a la población de todos los vaivenes de precio?  O, más bien, ¿es su papel generar las condiciones para el crecimiento económico, para que las familias tengan suficientes ingresos y no lo resienten tanto cuando los precios de alimentos fluctúan?

Sobre la dependencia en el trigo, vuelvo a mencionar que otra opción es seguir impulsando la incorporación de harina de sorgo, un grano de producción nacional e incluso resistente a sequía, en los productos del pan.

Una nota histórica interesante: según Diario Latino, “Un conflicto similar alcanzó grandes dimensiones en 1968 lo que produjo una huelga, dirigida por Salvador Cayetano Carpio, que amenazó con generar graves consecuencias para el gobierno.  Finalmente, una serie de medidas que incluyeron la eliminación de aranceles a la importación de la harina, pusieron fin al conflicto” (aunque me imagino que los aranceles en ese entonces eran mucho mayores).

Finalmente, este es el primero aniversario del blog “Rumiando sobre el agro”.  Gracias por su participación, y espero seguir aportando a la discusión sobre el agro salvadoreño y centroamericano, su estado actual y su futuro.

About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in precios and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

8 Responses to Pan para mi matata…3 razones porque el arancel cero en harina no bajará el precio del pan

  1. Carlos González says:

    Qué interesante análisis Dra.! Felicidades por el aniversario de su blog!

  2. Julio says:

    Muy de acuerdo contigo. Reducir aranceles genera menos liquidez a las arcas del estado y po si solo no contribuye a bajar los precios. La incorporación de la harina de sorgo a las masas de pan es necesaria, y eso impulsaría la diversificacion del agro, al igual que reduce un poco las importaciones y precios de algunos productos de harina, más que reducir o eliminar aranceles.
    Sin embargo, al pan frances solo se le puede mezclar 20% de sorgo al trigo, mientras que en otros tipos de pan el 50 y hasta el 80%.

    Ya pasó un año? Felicidades por el aniversario, que hayan muchos más!

    Sería bueno verificar esa nota el Diario Latino, porque las huelgas de panaderos que dirigió Cayetano Carpio fueron en 1943 y 1945, y fueron por mejora de salarios no por precios de harina. Tampoco está claro que hubo tal crisis con los precios de la harina de trigo en 1968 porque ese año el precio estaba a la baja.
    La huelga de 1968 que estubo apoyando, no dirigiendo, fue la de los maestros, que dirigió Mélida Anaya Montes con ANDES 21 de JUNIO, que por cierto cuando se materializó duró como dos meses y practicamente paralizo al país.
    La crisis mundial del trigo que subió precios que aún son record fue en 1973.
    Para entonces Cayetano ya se había separado del PCS y de toda actividad pública, puesto que en 1970 se fue a la clandestinidad para fundar el grupo armado Fuerzas Populares de Liberación (FPL) con el seudonimo de Comandante Marcial.

    Saludos,

  3. Jorge Galvez says:

    Muchas felicidades por el aniversario de Rumiando sobre el Agro……

    Como siempre ubn excelente analisis

  4. amyangel5 says:

    Un amigo anónimo comenta: “Gracias Amy, muy interesante, siempre lo dije, este tipo de medidas no tiene mayor impacto, en el pasado se hizo lo mismo con maíz blanco y frijol, solo las empresas grandes aprovecharon el incentivo, en el caso de frijol se importó de Etiopía.”

  5. Guillermo Pérez says:

    Estoy de acuerdo con tu análisis del arancel cero en la harina. Gracias por tus excelentes aportes para analizar lo que ocurre con el agro, la agroindustria y otros temas importantes para nuestro país. Felicidades por este primer año de vida de “Rumiando sobre el agro”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s