El poder de “nosotros” en el desarrollo agropecuario

Esta semana, coinciden dos eventos importantes, el Día de Acción de los Blogs (Blog Action Day, 15 octubre) y el Día Mundial de la Alimentación (16 octubre), organizada por la Organización de la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO).  Lo interesante es que tienen lemas con cierta relación, entonces, aprovecho para discutir ambos en esta nota.  El tema del Día de Acción de los Blogs es “El Poder de Nosotros” (The Power of We), el poder de comunidades para resolver los problemas más agobiantes en nuestro mundo, mientras que el tema del Día Mundial de la Alimentación este año es “Las cooperativas agrícolas alimentan al mundo”.

Las cooperativas y otras formas asociativas de actividades económicas son precisamente una demostración del poder colectivo, el poder del “nosotros”, en el desarrollo agropecuario.  Sabemos que es un desafío grande, ya que en la mayoría de países, los focos de pobreza más profundos residen en las áreas rurales y se concentran en las familias agrícolas.

Una opción de comunidad es la producción colectiva o comunal, aunque en El Salvador, esa experiencia no ha sido alentadora.  Dependiendo de sus antecedentes culturales, los incentivos individuales muchas veces no son suficientes para lograr una producción colectiva competitiva y pujante (“lo que es de todos, no es de nadie”).  Dos bastiones de la producción colectiva, la República Popular de China y Cuba, han otorgado parcelas individuales a los miembros de las cooperativas, y la respuesta en la producción ha sido interesante.

Para la mayoría de países, quizás la mejor opción son las cooperativas de servicios y otras formas de asociatividad.  La asociatividad permite a los participantes agrupar su producción individual y realizar actividades de procesamiento, empaque, promoción y comercialización en conjunto.  También pueden comprar insumos en forma grupal, logrando mejores precios por el volumen.  Para la realidad salvadoreña, que cuenta con más de 300 mil productores, de los cuales el 87% cultivan 3 mz (2 hct) o menos, la asociatividad es la única forma para superar la falta de economías de escala (excepto una mayor concentración de tierras).  Con una masa crítica de producción, los agricultores en grupo puede acceder a nuevos mercados, una condición necesaria para la diversificación productiva.  El grupo puede tener un centro de acopio y empaque, organizar el transporte, programar las cosechas para tener un suministros regular todo el año, cumplir con los estándares del supermercado, etc.  Y la diversificación es la única manera para generar mayores ingresos agrícolas; lamentablemente, 3 mz de maíz y frijol nunca sacarán a una familia de la pobreza.

Felicidades a todos los participantes de las cooperativas y otros grupos colectivos de asociatividad en el sector agropecuario.  Ustedes son una de las soluciones más viables para el progreso económico de las familias productoras.

About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in asociatividad and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

10 Responses to El poder de “nosotros” en el desarrollo agropecuario

  1. Julio says:

    En general, estoy de acuerdo contigo en que la experiencia del cooperativismo agricola en El Salvador no ha sido muy alentadora, son demasiado pocas las cooperativas que funcionan, y la mayoría de estas tienen muchos problemas para poder decir que funcionan bien.

    Segun tu comentario parece que los grandes bastiones de la producción colectiva han aprendido algo del desastre que la reforma agraria causó en El Salvador y en cierta medida van en reversa, pues producción colectiva o comunal, no es lo mismo que asociatividad, ya que una se basa en comunidad y la otra en asocio de individuos privados. Y la segunda opción parece haber mostrado más éxito inclusive en esos países. Interesante.

    De acuerdo, “lo que es de todos, no es de nadie”, entonces parece que debemos de trabajar como individuos libres, teniendo algo propio que nos incentive y juntos en asocio para lograr las economías a escala que nos llevarán al éxito y desarrollo común.

    Tu artículo esta vez es muy corto pero una gran lección. Te felicito.

  2. Roberto Handal says:

    Producir para qué, producir para quiénes y cuánto y cuándo producir, son las preguntas claves en esto, independientemente de que si son producciones de tipo individual o colectiva. A esto hay que agregarle una política clara de apoyo al sector agropecuario, la cual debe de orientar recursos de todo tipo, capacitación y un trabajo serio dirigido a los productores todos, sin exclusión, ya que sólo eso puede permitir un despegue importante, aunque el tamaño de las unidades de producción sean de tamaños pequeños. Esto último es la base para explicar el por qué, en este país, donde no ha habido una política agropecuaria de inclusión por muchos años, y donde han prevalecido políticas de salarios demasiado bajos para gran parte de la población que no permiten el ahorro como base de la inversión, y muy a pesar de eso, no tenemos una población anémica y con otras características de mala salud. En El Salvador no hay crecimiento, porque los únicos que tienen capacidad de ahorro no invierten y si lo hacen, lo hacen sólo cuando el Estado los apoya con inversiones sustancialmente mayores a lo que de ellos puede esperarse y que no necesariamente tiene que ver con algo que pueda generar crecimiento económico y, por consiguiente, bienestar social. Sólo para muestra un botón, saben ustedes ¿cuál es el Departamento de El Salvador que tiene más cabezas de ganado mayor (ganado vacuno)? Creo que la mayoría ni se lo imagina y ni siquiera existen grandes propiedades que lo sustenten, como muchos pueden llegar a pensar.

    Mientras no se resuelva el problema de una clara tendencia de un Estado por apoyar la producción agropecuaria, no hay progreso en el sector. Eso lo saben muy bien los protagonistas agropecuarios y forestales, de “EXITO” de este país. No es cuestión de pensamientos ni de ideologías, como quieren hacerlo ver algunas personas, como en el caso del estimado participante Julio, cuyo comentario quiere hacer ver que lo colectivo no sirve y que lo individual es mejor.

    Definitivamente, todas las cuestiones de orden económico, social y político, funcionan mejor colectivamente, aunque las decisiones estén en manos de personas individuales o de pequeños grupos de personas. Este es el secreto del desarrollo de muchos países, más bien, de todos los países desarrollados. O alguien puede explicar cómo es posible hacer que una empresa de alta tecnología y de grandes producciones como la Boeing, la Daimler Benz, la Toyota o la Nissan, han alcanzado esos niveles de desarrollo. Entonces, cómo podemos pedir eficiencia en la producción agropecuaria, si negamos aspectos de importancia que abonan en ese rumbo. Ahora, alguien puede explicar por qué los granos básicos en El Salvador, base de la alimentación de la mayor parte de la población, por hoy, mantienen precios accesibles para la mayoría.

    La cuestión no es de pensamiento ni de ideologías, es de trabajo. Y de trabajo serio, para beneficio nacional y no personal, aunque es obvio que, mientras más beneficios nacionales se alcancen, más beneficios personales se tendrán.

    Realmente, este blog si es muy interesante y vale la pena participar, ya que puede despertar inquietudes fuera del contexto en el que tradicionalmente se ha pensado siempre.

  3. Definitivamente, la asociatividad es una de las mejores alternativas para el desarrollo Rural en general, sin embargo este tiene muchos ejes que deben trabajarse como pais. Uno de los mas importante es la Educacion y compromiso. debido a que una de los mayores problemas de los paises subdesarrollados como el nuestro es la corrupciòn, y este no es problema de idieologias politicas partidaristas, sino de sociedad. El corrupto es premiado en nuestros medios y eso desalienta la asociatividad y como pais tenemos muchso ejemplos de fracasos de proyectos muy grandes debido a este flagelo, por lo que la educaciòn es muy importante, especialmente en el tema de valores. Además, educar en la asociatividad y el emprendedurismo como un proyecto de familia, de comunidad y de nacion. La reforma agraria fue un fracaso porque fue una medida contrainsurgente, y no de desarrollo rural, la falta de educaciòn y capacitaciòn la llevo a una perdidad de tierras altamente productivas, al manipuleo politico de los agricultores “beneficiados” y la perdidad de valores que hoy tanta falta nos hace; pueden haber algunos casos especiales que han tenido exito.
    Otro factor importante es tener una politica clara de desarrollo rural y no de agricultura unicamente. El desarrollo de la cadena agropecuaria debe de ser una de las metas de una politica agrícola con otro tipo de incentivos, como pueden ser la compra colectiva de insumos agrìcolas con la asesoria, financiamiento y apoyo logistico para el proceso desde la compra hasta las manos del agricultor, no dejando espacios para los politicos que viven economicamente y utilizan a los productores para fines partidaristas. La politica de Desarrollo rural deberia estar basada en la familia rural como eje central, en el cual se tengan los ejes centrales de la sostenibilidad, uno de ellos es la inclusiòn familiar como pequeña empresa, la diversificacion agricola y el manejo sostenible de los recursos naturales.
    Una politica de economia agrìcola basada en el desarrollo de teconologias para la producciòn, almacenamiento, procesamiento y comercializaciòn de los productos agropecuarios con fines de abastecer el mercado nacional en primera instancia y segunda la exportaciòn para la generacion de divisas, podrian ser algunas posibilidades para el desarrollo de la agricultura del pais, donde en granos basicos y en el cultivo del cafe son en su mayoria pequeños agricultores sin mucha asesoria al respecto.
    Podemos expresar muchas ideas, pero la agricultura y el desarrollo rural no se desarrollaran mientras estos esten ligados al juego de los partidos politicos y de los interes de grupos que buscan unicamente la mercancia de la agricultura.

  4. Christian Gonzalez says:

    “Para la realidad salvadoreña, que cuenta con más de 300 mil productores, de los cuales el 87% cultivan 3 mz (2 hct) o menos, la asociatividad es la única forma para superar la falta de economías de escala (excepto una mayor concentración de tierras). Con una masa crítica de producción, los agricultores en grupo puede acceder a nuevos mercados, una condición necesaria para la diversificación productiva. El grupo puede tener un centro de acopio y empaque, organizar el transporte, programar las cosechas para tener un suministros regular todo el año, cumplir con los estándares del supermercado, etc. Y la diversificación es la única manera para generar mayores ingresos agrícolas; lamentablemente, 3 mz de maíz y frijol nunca sacarán a una familia de la pobreza”.
    Amy quiero felicitarla por su comprencion tan acertada de nuestra realidad, en el parrafo anterior que copie de su nota esta sintetizado quizas la solucion a muchos de los problemas que tenemos los pequeños agricultores de este querido pais en que vivimos y quiero decirle que muchas personas e instituciones tambien lo saben pero a la hora de resolver dejan al problema principal de lado y optan por otras prioridades que para ellos son mas importantes y para muestra le cuento a ud. y sus lectores nuestra experiencia con fomilenio en el departamento de cabañas; cuando recien inicio el proyecto en el departamento solamente habiamos tres asociaciones legalmente constituidas, una en sensuntepeque a la cual nunca le intereso el proyecto, otra en la puebla y la otra en tejutepeque, en este contexto se comensaron a formar otros grupos en los demas municipios para legalizarese con la esperanza que fomilenio nos vendio que en cada asociacion se establecerian centros de acopio como el que ud. plantea, en este caso seria centros de acopio y servicios para pequeños ganaderos, los cuales consistian en tener un centro de alimentacion (una picadora enciladora de zacate, un molino de martillo, una mezcladora de concentrado, un tanque refrigerado para almacenar leche, un termo de nitrogeno liquido con dosis de cemen y otros insumos) pero a esta fecha investigue ud. ¿cuantos centros de acopio se encuentran en el departamento de cabañas? , otra promesa que creo no equivocarme fue la que mas nos entuciasmo a todos, fue que de las asociaciones legalmente constituidas seleccionarian a dos de ellas para capacitarlas y potenciarlas para dejarlas al final del proyecto que fueran autosuficientes para poder gestinar las soluciones a sus problemas de mercados, de compras en volumenes, de diversificacion, etc,etc ademas que con las capacitaciones todos teniamos la esperanza que poco a poco nuestra problema cultural y miedo ala asociatividad lo fueramos superando, y si, al final de fomilenio creo que quedaron ademas las asociaciones que ya estabamos tres o cuatro mas constituidas pero pregunte ¿cuales de esas seis asociaciones fueron las dos seleccionadas para ser capacitadas y potenciarlas? al final todas las asociaciones quedamos con los colochos hechos y fue una oportunida de oro que se perdio para muchos pequeños productores y para el departamento de cabañas y como ud. ya conoce nosotros si somos pequeños y desorganizados pero al final somos los que mas producimos maiz , frijol, leche, sorgo, etc.
    Felicitarla de nuevo y siempre a sus apreciables ordenes y gracias por la informacion que me mando, muy amable.

  5. Roberto Handal says:

    Aprovecho la ocación para recomendarles la lectura del documento http://biblioteca.catie.ac.cr/cursocuencas/documentos/Acciones_mitigacion_en_cuencas_Handal_2011.pdf

    Allí se exponen muchas ideas de interés que tienen que ver con una política agropecuaria. Están en el mismo rumbo planteado por fitomejoramientoes, en la matoría de los casos.

  6. Felix Leon says:

    EL modelo cooperativo en El Salvador se ha aplicado en varios modelos, resultando unos con buenos resultados, como una iniciativa de los socios, y otros como el de la reforma agraria, que han sido un fracaso en un 99%.

    Promover cooperativas por decreto no ha funcionado mas que para crear efímeros apoyos políticos de corto plazo. De esto se han aprovechado tanto políticos oportunistas como cooperativistas corruptos, que llegaron solo a ‘componerse” y ha dejar sus empresas quebradas. Algunas cooperativas aun funcionan y son iconos en su industria, La Salud de Sonsonate, La Majada en Juayua, El Jicaro en Atiquizaya, Las Lajas en el Cerro verde por ejemplo.

    El denominador común es que las cooperativas de la reforma agraria es que han sido básicamente saqueadas por dirigentes y políticos, se han usado en politiquería con campañas de entregas de títulos, de venta de tierras como El Espino en San Salvador. El modelo no se puede idealizar, sino se puede mostrar como una forma de organización, que si funciona, trae buenos dividendos a sus socios.

    • amyangel5 says:

      Gracias, Felix, por sus comentarios. De las cooperativas iconos que menciona, sé que por lo menos 2 son cooperativas de servicios (procesamiento y comercialización) y no son de producción colectiva. La producción colectiva es donde yo creo que los incentivos para el cooperativismo no son suficientes para permitir una operación sostenible en el largo plazo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s