¿Cómo se deben regular o prohibir agroquímicos tóxicos? Reflexiones sobre el decreto legislativo

La semana pasada, la Asamblea Legislativa aprobó un decreto (junto con su dictamen) que prohíbe el uso de 53 agroquímicos en un período de uno o dos años, vinculando el decreto directamente con el tema de la insuficiencia renal que arrebate a muchos trabajadores y productores agrícolas.  NOTA: Ya fue observada por parte del Presidente Funes; puede conocer sus observaciones aquí.

Al analizar el tema, primero es importante mencionar mi enorme preocupación con este problema de salud que se ha agravado en las últimas décadas, que ha truncado la vida de demasiados salvadoreños.  Sin embargo, el decreto es muy problemático, y me preocupan sus impactos potenciales en la seguridad alimentaria del país en el corto plazo.

quimicosLa enfermedad renal crónica es un problema real, y con focos de mayor presencia en El Salvador, especialmente en la zona costera.   Cómo dice la Comisión en su dictamen, hay “factores de riesgo que afectan a más de la mitad de los enfermos…vinculados con riesgos ocupacionales atribuibles a la actividad agrícola, especialmente a una serie de pesticidas y herbicidas, la deshidratación crónica, el golpe de calor, {y} la automedicación desmedida de antiinflamatorios y antibióticos que dañan a los riñones”.  Estudios importantes sobre el tema incluyen del American Journal of Kidney Disease y del Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas en Costa Rica.  Entonces, hay varias causas que se combinan para explicar estos casos.  Sabemos que otro grave problema es el mal uso de los agroquímicos, incluyendo no usar medidas de protección, la disposición inapropiada de los envases, y el uso excesivo de estas sustancias.  Los esfuerzos para el control han sido deficientes, y este decreto no remedia esta deficiencia.

Sobre el decreto, una primera observación es que es un tema técnico (aunque tenga implicaciones sociales) pero se ha manejado en un ambiente y foro político, lo cual se presta para soluciones no idóneas a la problemática.  Primero, no se necesita una ley para prohibir los agroquímicos; según la Ley sobre Control de Pesticidas, Fertilizantes y Productos para Uso Agropecuario de 1973, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) tiene la facultad para prohibir “la importación, fabricación y venta de productos” “cuando así lo aconsejen la experiencia, los ensayos {y} las investigaciones de comprobación” (art. 6, literal f), lo cual ha hecho en varias ocasiones.  Entonces, si el Ejecutivo estaba tan convencido de la necesidad de hacer estas prohibiciones, ¿por qué no emitió un decreto haciéndolas?  Segundo, no fue la Comisión Agropecuaria, sino la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa que dio el dictamen sobre el decreto, y según representantes del sector agropecuario, los grupos de mayor representación (como CAMPO y CAMAGRO) no fueron consultados sobre los potenciales impactos del decreto (y no aparecen en el dictamen de la comisión).

Dicho eso, considero que es un objetivo loable buscar la reducción del uso de los agroquímicos sin perjudicar la producción, y veo factible un proceso de investigación y capacitación a los agricultores para la racionalización del uso de agroquímicos.  Igualmente, se debe fomentar la agroecología, lo cual, para que sea sostenible, debe ser por convencimiento no por obligación.  La realidad de la atomización de la producción significa que tenemos muchos productores a quienes habría que capacitar, entonces, hay que dedicar los recursos suficientes y definir un plazo prudente para hacerlo.  El decreto aprobado contempla un plazo de 1 o 2 años, según el químico, lo cual es insuficiente para definir alternativas y capacitar y entrenar a más de 350 mil productores.

Como ustedes saben, no soy agrónomo ni químico, pero he discutido este decreto con varios profesionales de estas ramas de la ciencia (aunque agradecería sus comentarios sobre esto).  Evaluemos los agroquímicos que serían prohibidos:

  • quimicos233 de las sustancias incluidas en el decreto, ya estaban prohibidos desde el 27 de junio de 2000, por el Decreto No. 151 del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) (ver cuadro con detalles por producto).   Desde entonces, el MAG no ha registrado ninguna plaguicida con estas sustancias, y no deben existir en el país (si están presentes, es por contrabando).
  • 7 sustancias adicionales no tienen ningún registro de plaguicidas en el MAG, por 2 posibles razones:
    1. Ya estaban restringidos por el Convenio de Rotterdam, del cual El Salvador es signatario desde 1999; o
    2. No son sustancias utilizadas como ingrediente activo de plaguicidas, sino forman parte de trazas (residuos) en los plaguicidas; este es el caso de las dioxinas (presentes el 2,4,5 T prohibido desde 2000) y furanos (presente en el 2,4 D).
  • Es importante aclarar que las dioxinas y los furanos se producen cuando se quema cualquier químico aromático y cloro (plásticos, llantas, entre otros).
  • Un caso particular de error es la inclusión de los dicloranos en el listado.  El anexo III del Convenio de Rotterdam incluye a los policloranos, con excepción de los monoclorados y diclorados, o sea que el decreto legislativo aprobado prohíbe sustancias que no son consideradas peligrosas (dicloranos) pero no incluye las más peligrosas en el anexo III de dicho convenio (el resto de policloranos).

Entonces, la prohibición efectiva es de 13 sustancias utilizadas como ingredientes activos de plaguicidas, aunque 8 de ellas tienen un uso restringido desde 2004 (hay más de 250 sustancias registradas).

Luego, la parte del decreto donde “se prohíbe el uso de los plaguicidas y fertilizantes que contengan metales pesados y metaloides en su formulación”.  Según mis consultas, casi todos los fertilizantes inorgánicos tienden a tener metales pesados no como sustancias activas pero como trazas.  ¿Entonces, se prohíben los fertilizantes de uso común también?

¿Qué tanto se ocupan los agroquímicos prohibidos en el decreto?  Algunos ejemplos.

En el café, se ocupa la insecticida endosulfan para controlar la broca, aunque también existen otras medidas complementarias para reducir la presencia de este insecto, como el uso de avispas parasíticas, trampas con atrayentes, y un hongo benéfico Beauveria bassiana.

En muchos cultivos anuales, es muy común la práctica de hacer la limpia con herbicidas como paraquat y glifosato (conocido como Roundup o Ranger) en lugar de limpias manuales (alto costo de mano de obra) o maquinaria (no factible por escala o por pendiente de los terrenos).  Aún aparece como una práctica recomendada en manuales técnicos del CENTA, por ejemplo, en el frijol.  Estoy muy de acuerdo de buscar alternativas a esta práctica, pero debe ser un proceso deliberado.

avionEn la caña de azúcar, se ocupa la herbicida glifosato como un madurante (para que la caña se pone en su punto para la zafra), aunque fuentes del sector me dicen que están probando madurantes alternas que no son herbicidas; entonces, es muy probable que se encontrará una alternativa aceptable, aunque no necesariamente estará listo en dos años.

¿Qué pasará mientras se prolifera una opción técnicamente o económicamente factible a los agroquímicos prohibidos?

Habrá cierta reducción en la producción, por menores rendimientos o por dejar de sembrar por no poder competir con importaciones de otros países que no tienen las mismas restricciones.

Los productores nacionales tendrán una desventaja competitiva frente a los países vecinos, que podrán continuar utilizando dichos químicos mientras que aquí se tendría que sustituir por mayor uso de mano de obra (lo cual es más caro en El Salvador que en los países vecinos desde antes) o por químicos menos efectivos.  Este tema es semejante al tema de las semillas transgénicas, ya que no se pueden utilizar en la producción nacional pero se importa granos transgénicos para consumo sin ningún control (no creo que son malos necesariamente, pero hay que ser consecuente).  Este es un buen ejemplo donde el sistema de integración centroamericana podrá jugar un papel para armonizar las medidas a nivel regional.

¿Qué se debe hacer?

  1. El Presidente Funes debe vetar el decreto e instruir al MAG a revisar el listado de sustancias con criterios técnicos y plazos razonables para cualquier modificación.  NOTA:  Ya fue observada por parte del Presidente Funes; puede conocer sus observaciones aquí.
  2. Se debe establecer un laboratorio para detectar residuos de pesticidas.  Importamos cantidades de frutas y hortalizas, sin ningún control sobre los residuos de agroquímicos.  También hay que establecer niveles de tolerancia para cada sustancia.  El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ha mostrado su interés en apoyar este proceso, sin respuesta efectiva por parte del gobierno salvadoreño.
  3. Es urgente un programa extensivo de capacitación sobre el manejo adecuado de agroquímicos, y la aplicación de multas por su mal uso.
  4. Ampliar los esfuerzos de capacitación en salud (hidratación, manejo del calor), y ampliar el acceso a agua potable en las áreas rurales, para reducir las causas de las enfermedades renales.
  5. Promover la mecanización apropiada a la escala de producción, para reducir la carga en las labores agrícolas, reduciendo la deshidratación y el golpe de calor.

Sé que ha sido algo largo este post, pero creo que el tema merecía un tratamiento de mayor profundidad.  Agradecería sus comentarios.

Finalmente, si quiere conocer más sobre las plaguicidas en El Salvador, recomiendo un reporte de una ONG y una tesis.

About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in agroquímicos and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

6 Responses to ¿Cómo se deben regular o prohibir agroquímicos tóxicos? Reflexiones sobre el decreto legislativo

  1. Edmidlia says:

    Creo que en muchos de tus comentarios tienes toda la razón, pero también creo que se necesita mas análisis, como tu misma lo dices, para ser tan contundente y recomendar que el Presidente “debe vetar el decreto”. Para mi, seria muy conveniente como ya lo dije darle mas estudio y análisis, pero con personas de gran experiencia y conocimientos (y sin interés económico o de otro tipo) en estos temas, antes de recomendar que se vete, se firme aprobándolo o se hagan observaciones. Yo recomendaría, por mencionar a la persona mas conocida, a la Bioquímica Dra. Gloria Ruth Calderón, que hizo muchos estudios en los años 80 y 90 y encontró, por ejemplo DDT y otros pesticidas en sangre y en la leche materna de mujeres de la costa después de muchos años de estar prohibido. Ella es experta y consultora internacional y como ella hay mas personas que podrían hacer un trabajo muy ético.
    En cuanto a los fertilizantes me inclinaría por sacarlos del decreto por lo que tu mencionas que es completamente cierto y es un trabajo arduo convencer a los productores volcarse a la agroecología.
    Los GMO, específicamente maíz, prefiero no mezclarlo con este tema, es algo muy diferente!

    • amyangel5 says:

      Gracias, Edmidlia. Muy de acuerdo con la capacidad de la Dra. Calderón. Pero considero que se debe vetar porque los tiempos no permiten el análisis necesario para hacer un decreto con respaldo técnico.

  2. ADAMID BELTRAN says:

    MI ESTIMADA AMY, FELICITACIONES POR SER SIEMPRE EXCELENTE EN SUS POST, Y ESTOY DE ACUERDO CON MUCHAS COSAS QUE ESCRIBE POR EJEMPLO CON ESO DE LOS FERTILIZANTES Y METALES PESADOS SERA BIEN DIFICIL PORQUE SEGUN UN EXPERTO QUE LLEGO A CENTA Y UNIVERSIDADES TODOS LOS FERTILIZANTES Q EXISTEN TIENEN CADMIO PLOMO Y MERCURIO NO PORQ SE LOS AGREGUEN SINO POR EL PROCESO COMO EL CASO DE 2,4 5 T, QUE SALE EN EL PROCESO DE PRODUCCION DE 2,4,D, LEYENDO POR AHI INVESTIGACIONES DE METALES PESADOS EN ORGANICOS EN CUBA DETERMINARON Q TENIAN ELEMNTOS PESADOS NO APTOS PA CONSUMO PERO ALGUNOS LOS ENCONTRARON EN LAS HOJAS NO ASI EN EL FRUTO (CHILE Y TOMATE) PERO ES PREOCUPANTE QUE AUN ESOS ABONOS QUE CREEMOS INOCUOS TIENEN TAMBIEN TRAZAS ALTAS DE METALES PESADOS….ENTONCES ME SIGO PREGUNTANDO LO MISMO Q LE PREGUTNE AL EXPERTO DEL Q LE REFIERO: Y COMO LE HAREMOS ENTONCES? AL RESPECTO HE CONOCIDO D EMUCHAS OPCIONES COM EJEMPLO UNA QUE SE ESTA EVALUANDO EN EL PAIS QUE SE LLAMA TERRALYT PLUS PRODUCTO ALEMAN DE ORIGEN ORGANICO QUE REDUCE EL USO DE FERTILIZANTES POR L ALIBERACION DE CATIONES Y ANIONES DEL SUELO….RESPECTO A LOS PESTICIDAS YA EN CENTA HACE 4 AÑOS SE PROHIBIÓ LA COMPRA DE PESTICIDAS DE BANDA ROJA, PERO EL PROBLEMA ES MA SERIO EN LOS PUNTOS CIEGOS DE LAS FRONTERAS PORQUE SEGUN SÉ AUN SE COMPRA LANNATE EN LA FROTERAS DE HONDURAS C EL SALVADOR ALLA EN LAS PILAS Y ALEDAÑOS DE CONTRABANDO….SERÁ NECESARIO COM UD LO DICE UN ESFUERZO A TRAVES DEL SICA, SIECA Y DEMAS DERIVADOS TENER LA MISMA LEY EN TODO CENTROA MERICA, HAY QHACER UN ESFUERZO CONJUNTO…RESPECTO ALOS OMG SERIA BUENO COMO INSTITUCION POR LO MENOS TENER INVESTIGACIONES CONTROLADAS AL RESPECTO PORQUE SOLO NOSOTROS NOS VAMOS QUEDANDO A LA SAGA Y NO ES CIERTO QUE NO SE LES APLICA PESTICIDAS PERO ES MUY REDUCIDO…SERIA BUENA OPCION NO? POR Q LO CHISTOSO DEL TEMA ES QUE NO LOS PODEMOS SEMBRAR PERO ´SI LOS PODEMOS COMER O INYECTAR COMO ES EL CASO DE LA INSULINA¡¡¡¡¡¡ DEBEMOS CONOCER MAS…VOY AMS LEJOS LA U Y LA ENA DEBERIAN TENER FORMACION ACADEMICA FUERTE EN BIOLOGIA MOLECULAR Y GENOMICA, PUES NI COMMO MATERIA LA TIENEN Y EN OTROS PAISES YA ES CARRERA¡¡¡¡ O NOS PONEMOS A LA VANGUARDIA O NOS RESAGAMOS..OTRA COSA DEBEN HABER AUTORIDADES PUESTAS POR MERITOCRACIA NO POR DEDOCRACIA COMO SUCEDE CON NUESTRO FLAMANTE MINISTRO MAG Y ALGUNOS DIRECTORES DE ENTIDADES RELACIONADAS…..LAS COSAS SERIAN DIFERENTES PUES SE DEBE TENER UN PLAN DE NACION A LARGO PLAZO NO LAS IDEAS QUE A UNOS SE LES OCURREN¡¡¡¡¡

  3. Luis says:

    Amy, qué tal? tengo una consulta. El CENTA o el MAG tienen estadísticas del uso de estos productos en el agro Salvadoreño? Por ejemplo: porcentaje de uso por cultivo del 2-4D, o del glifosato. Considero que estos vendrían siendo los de mayor importancia económica desde el punto de vista de la indsutria y sería interesante saber su impacto por cultivo.

    Muchas gracias.

    • amyangel5 says:

      Hola Luis, estadísticas de uso no lleva CENTA ni MAG, solo un seguimiento de precios y posiblemente un registro de importación. Sí puede encontrar su uso recomendado en varias guías técnicas por parte de las instituciones.

  4. Juan says:

    Estimada Amy, tengo tendencia a la producción orgánica o al menos sensible con el ambiente. Sin embargo, siendo práctico no creo que este sea un logro para la producción sana; me da la impresión que es un decreto poco analizado desde el punto de vista técnico económico. Ojala por convicción la producción nacional fuese toda orgánica, sin embargo esto no es así y debemos de pensar en la capacidad del país en ser auto-suficiente desde el punto de vista alimentario. Creo que en lugar de prohibir cosas como el glifosato, mejor sería colegiar la profesión agrícola para que la venta y (ojala) el uso de los plaguicidas en mención sean realizados solo bajo receta técnica, considerando factores de riesgo humano, ambiental y potencial económico. Puede que esto incremente costos pero al menos haría responsables a los profesionales que recomendamos su uso con el mal uso y con la mala recomendación. Los productos en si no necesariamente son malos, su mal uso o mal uso si lo es.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s