El café está “grande”, y los caficultores también

foc1984_2El fenómeno del envejecimiento del café no se limita a los cafetales, sino también incluye a los productores.  Y es un fenómeno que se experimenta en toda América Latina.  Fue uno de los temas del evento mundial, Let´s Talk Coffee (Hablemos de Café) en octubre de 2013.  He tocado este tema antes, y se resalta el hecho de que, por ejemplo, en El Salvador, el 47% de todos los productores agropecuarios tienen 50 años o más de edad.  La estructura es semejante en el sector de café.  Entonces, la renovación generacional es clave para la sostenibilidad del sector.

¿Por qué la falta de interés de los jóvenes en la producción de café?  Las nuevas generaciones tienen más opciones debido a las mejoras en la educación y la globalización.  También se menciona la pérdida del arraigo a la tierra.  Luego, en muchos lugares, los productores agropecuarios son percibidos con desprecio, como que no tenía nada mejor que hacer con sus vidas.  Y finalmente, es evidente que es un trabajo arduo y con riesgos económicos.  Entonces, ¿cómo incentivar que las nuevas generaciones se quedan en el café? Hay que hacer la agricultura (y el café) más atractivo, una actividad diferente, más moderno, y definitivamente, más rentable.

  • Inculcar un vínculo de los jóvenes (desde niños) con la agricultura.  Involucrarles en la finca.  No forzarlos a quedar trabajando en la finca, pero hágalos saber que siempre están bienvenidos.
  • Modernización de la producción (mecanización apropiada, tecnología informática y otras nuevas tecnologías).  Esto ayuda a reducir la carga de trabajo y mejora la productividad, lo cual permite más rentabilidad con las inversiones más indicadas.
  • Mejorar la rentabilidad para alcanzar ingresos más dignos (así hemos visto resultados en otros cultivos en El Salvador, por ejemplo, un proyecto FORTAS/FUSADES en Caluco, Sonsonate). Para el café, esto implica cambiar métodos de producción, variedades e integración en la cadena.  Esto realmente es lo más fundamental para que los jóvenes se queden en la agricultura.
  • Facilitar la profesionalización de los jóvenes en la agricultura, con la renovación de los bachilleratos agrícolas, reactivación de los programas especiales para jóvenes como los Clubes Agrarios Juveniles 4-C (cabeza, corazón, capacidad y cooperación), y continuar el proceso de mejoramiento en la Escuela Nacional de Agricultura (ENA) en El Salvador.
  • Proporcionar oportunidades a jóvenes sin antecedentes agropecuarios a conectarse con la agricultura, con huertos escolares y programas como 4-C (los huertos escolares también permiten diversificar las comidas proporcionadas en los programas de alimentación escolar).

About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in café and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to El café está “grande”, y los caficultores también

  1. Epe Alvarez says:

    En cambio climatico y ésta es mi preocupación en todo nivel en el futuro de la Caficultura, propietarios, agricultores, mandadores, caporales, miqueros, ect, ect.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s