El Niño viene, tal vez. ¿Qué significa para el agro? Parte II

La semana pasada, vimos que existe una buena probabilidad que se establezcan las condiciones climáticas de El Niño en el segundo semestre de 2014, y que su ocurrencia significa menores lluvias, especialmente para ciertas zonas, en El Salvador y mayores temperaturas.  Pero ¿cuáles son los posibles efectos en la producción agropecuaria y la pesca?

La reducción en la producción de granos puede ser importante, ya que la gran mayoría se cultivan en laderas en suelos frágiles y no tienen ninguna medida de conservación de agua. Hice un ejercicio (ver gráfica) con los rendimientos nacionales de los cuatro granos entre 1955 y 2010, calculando la variación porcentual de cada año comparado con el promedio móvil de 5 años (para disminuir la tendencia de rendimientos crecientes por tecnología).  Encontré que los rendimientos de maíz son casi 5% inferiores en los años cuando sucede El Niño, y el sorgo, 3%.  Es importante recalcar que estas cifras son promedios y que las pérdidas varían año con año de “El Niño.”  Lo que fue sorprendente es que en los años de La Niña, el maíz y, en menor grado, el sorgo son mucho más productivos, con las mayores lluvias.

Presentation1

Para la ganadería, se supone que el subsector sufre ocasionalmente cuando ocurre el fenómeno por el daño de la sequía en los pastos. Frente a esta situación, es probable que los ganaderos vendan parte de su hato en forma prematura en lugar de perderlos por hambruna, lo cual también causaría una reducción en el precio del ganado en pie por la sobreoferta. La producción de leche también disminuye aún más que la reducción normal que siempre se experimenta en la época seca.

Para los productos de exportación, los rendimientos promedios del café y caña de azúcar usualmente no demuestran reducciones importantes cuando ocurre el fenómeno.  En el caso del café, las zonas más susceptibles a reducciones de lluvias con El Niño generalmente no son las áreas de producción de café.  La misma situación existe para para la caña, y se abona a esto el hecho de que ahora un tercio de la superficie de caña se produce con riego, reduciendo su susceptibilidad.

Debido a los cambios en los patrones de migración de las especies pesqueras tradicionales, que buscan aguas más frescas y profundas, la extracción pesquera, especialmente de camarón pero también de la pesca artesanal, es afectada.  Por ejemplo, en un análisis anterior, encontré que entre 1970 y 1996, la captura de camarón en los años El Niño fue 18% menos comparado con el resto del período.

Episodio 1997/98 – un evento excepcional

El episodio de “El Niño” de 1997/98 llegó en una forma muy repentina y se caracterizó por ser un episodio muy fuerte.  Para la cosecha del año agrícola 1997/98, la sequía causó la pérdida de 25.2% de la cosecha de maíz blanco, 2.7% de sorgo o maicillo y 9.4% de arroz. Las pérdidas fueron especialmente significativas en el oriente del país, donde la sequía fue más intensa y extensiva.  Es importante mencionar que muchas veces las cifras de las pérdidas no demuestran todos los daños sufridos por los productores, muchos de los cuales tuvieron que sembrar dos y hasta tres veces para poder cosechar algo, y en algunos casos, nada.

La producción del café fue afectada primero por la sequía de los meses de julio y agosto de 1997 y adicionalmente por las lluvias anormales en noviembre, que causaron la caída prematura del grano, resultando en una cosecha 17.1% menor que la esperada. En el caso del azúcar, con las lluvias anormales de noviembre de 1997, la caña absorbió más agua que lo normal, reduciendo los rendimientos a nivel industrial y resultando en una zafra 11.2% inferior que la esperada.

Finalmente, los pescadores artesanales notaron una reducción de aproximadamente 16.3% en su extracción comparado con 1996, y la industria del camarón exportó 23.5% menos en 1997 comparado con el año anterior.

Recomendaciones

La variabilidad climática es una realidad con la cual tenemos que buscar la forma para adaptarnos.  Muchas de las acciones importante para cuando sucede El Niño son parte de una estrategia de largo plazo para introducir cambios estructurales para reducir la vulnerabilidad climática de las zonas de producción agropecuaria, por ejemplo, acciones que se están empezando a incluir en el Proyecto de Restauración de Ecosistemas y Paisajes (PREP).  Más especificamente, se recomienda:

  • En las zonas más propensas a sequía, promover el uso de cultivos, híbridos y variedades que son más resistentes a reducciones de lluvia.
  • Promover técnicas de producción y obras para la conservación de humedad y para mejorar la infiltración de las aguas lluvias.
  • Facilitar la construcción de infraestructura de captación de aguas (microrriego y microrreservorios), para uso humano, animal y agrícola en las áreas críticas, especialmente en La Unión, Usulután, Morazán y San Miguel.

Para recomendaciones más específicas por cultivo, recomiendo una publicación del CRRH.

About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in clima and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

7 Responses to El Niño viene, tal vez. ¿Qué significa para el agro? Parte II

  1. gkuonqui says:

    Reblogged this on gkuonqui and commented:
    Hay que prepararse!

  2. Luis Reynaldo says:

    Muy particularmente considero que una buena estrategia (no solamente para los tiempos críticos) agropecuaria debería de incluir el establecimiento de sistemas de producción eco-eficientes, llámense estos: Sistemas silvopastoriles, sistemas agroforestales….entre otros, con una fuerte dosis de trabajo en conocimiento (investigación), manejo y salud del recurso suelo, agua y sus interacciones. lastimosamente.. contrario a esto ya se esta hablando de los famosos “paquetes agrícolas”,,,,

  3. franciscocasares says:

    Estoy de acuerdo, el reto es como hacemos de la agricultura un medio de vida económicamente y ambiental atractivo a los productores que vaya mas allá de la “seguridad alimentaria” la cual no es sostenible si la basamos en incentivos que dependen de financiamiento del PIB no agrícola, por otra parte nuestra agricultura es totalmente vulnerable a los fenómenos climáticos y nuestro país no ha avanzado en este sentido.

    • Carlos Carbajal says:

      Interesante análisis colegas¡¡ La pregunta sigue siendo ¿como logramos que los gobiernos se interesen y adopten medidas reales que favorezcan la seguridad alimentaria a partir del manejo eficiente de la fertilidad del suelo como base indispensable para la productividad? y sobre todo ¿como logramos que la mayor parte de los productores logren también aceptar y luego adoptar estas medidas?, pues a mi juicio, la cultura que se ha adquirido por mas de 2 generaciones no se basa en los principios de manejo de la salud del suelo.

      • amyangel5 says:

        Muy de acuerdo con su comentario, Carlos. La capacitación y entrenamiento sobre como mejorar la salud del suelo es fundamental para todo programa de capacitación a agricultores. Sería interesante conocer como se ha incluido este tema en las escuelas de campo del PAF.

  4. amyangel5 says:

    Reblogged this on Rumiando sobre el agro and commented:

    Con los anuncios del MAG sobre probables impactos en los cultivos y advertencias para postergar la siembra, acordemos los impactos históricos de El Niño en las actividades agropecuarias.

  5. Luis Reynaldo says:

    En el país se deben establecer una serie de prácticas se presente o nó el fenómeno de ENOS. recomiendo lo siguiente:
    1. Antes de iniciar la siembra, realizar un monitoreo actual y luego monitoreos continuos sobre porcentaje de humedad en suelo durante todo el ciclo agrícola.
    2. Promoción de cultivos de cobertura, mucuna
    3. En zonas en donde se ubican fuentes de agua prioritarias (principalmente consumo humano), realizar las siguientes obras: fosos de infiltración y acequias (el efecto no se observará el presenta año, sin embargo a un términos de 2 años se prodrá iniciar la recuperación de los acuiferos)
    4. Utilización de semilla resistente a condiciones criticas de streess hidrico (nota: no hay semilla que resista la sequia)
    5. Realizar combinaciones de cultivos orientados a la seguridad alimentaria: ejemplo: zona de oriente en zonas de ladera, colocar musáceas (principalmente guineo majoncho en combinación con maíz) este sistema provee a futuro buenas alternativas en producción de alimentos y cobertura de suelo, mantiene humedad)
    6. El riego solamente debe ser utilizado en carácter suplementario
    7. instalar pluviometros por cada comunidad y un termómetro¡¡¡¡¡ tenemos que monitorer y llevar registros de estas dos variables es importante (EVT-HR)
    8. Fertilización fraccionada

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s