La biomasa, una forma para reducir las importaciones energéticas, tema 3, Convirtiendo la plataforma presidencial en políticas

Continuando el análisis sobre cómo convertir la plataforma presidencial en El Salvador Adelante, en políticas agropecuarias, vemos el tema de bioenergía.  La plataforma propone:

M-32 Promover un programa de inversión pública y privada en proyectos que optimicen y diversifiquen el potencial energético del país: geotérmico, eólico, solar y biomasa

En esta oportunidad, me concentraré en la biomasa, que se define como materiales de plantas en cualquier forma desde algas hasta maderas.  Estos compuestos orgánicos han almacenado energía solar recientemente, y al realizar su combustión, se libera esta energía.  El uso de biomasa generalmente es conveniente en términos ambientales, ya que puede ser carbono neutro.  Según la Agencia Internacional de Energía (IEA), la biomasa proporciona aproximadamente el 10% de toda la oferta energética mundial, de lo cual dos tercios son utilizados en países en desarrollo para cocción y calefacción.

El uso más grande de biomasa en el país es la leña para cocinar, y, en menor grado, para la fabricación de ladrillos.  Todavía existe una alta dependencia en el uso de leña, con 24.9% de hogares en 2010 utilizando la leña como combustible principal para cocinar, según la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples de la Dirección General de Estadística y Censos (EHPM/DIGESTYC).  Según la FAO, en las últimas décadas, la demanda para leña ha sido mayor que la oferta sostenible (por medio de podas, bosques energéticos, etc.), propiciando el alto grado de desforestación en el país.

La biomasa también está siendo utilizada para la generación de energía eléctrica.  Según el Consejo Nacional de Energía, el 6.4% de la capacidad instalada de generación eléctrica es por medio de biomasa, mientras actualmente aporte en promedio el 3.2% de la electricidad generada cada año.  Hay 4 calderas funcionando en diferentes industrias textiles y alimenticias.  Adicionalmente, 5 ingenios azucareros queman bagazo para cogenerar calor para el ingenio y energía eléctrica para la venta.  Tres beneficios de arroz utilizan la cascarilla para generar energía para su planta, y algunos beneficios de café utilizan la cascarilla del café pergamino.

Los cultivos energéticos son sembrados específicamente con el propósito de ser combustible.  Generalmente se buscan plantas de crecimiento rápido y bajo mantenimiento.  Adicionalmente, los cultivos energéticos ayudan a estabilizar los suelos, reduciendo la erosión.  Los dos grupos principales son los zacates y los árboles.

Entre los zacates, uno tiene características idóneas como materia prima para la combustión directa y por su adaptabilidad al clima tropical de El Salvador, el King grass (pennisetum purpureun) (también conocido como zacate del elefante o napier grass).  La experiencia reciente en el país ha permitido obtener 150 ton/año/ha en el primer año.

Leucaena

La silvicultura es otra alternativa para la producción de biomasa mediante plantaciones energéticas, conocidas como dendroenergéticas.  Son ventajosas ya que generalmente una hectárea puede producir más biomasa por medio de cultivos forestales que con cultivos agrícolas, cuando se toman en cuenta todas las demandas energéticas de los cultivos (fertilizantes, agroquímicos, diésel para la maquinaria, etc.), debido a su superior poder calorífico.

En El Salvador, se considera que las mejores especies forestales para plantaciones energéticas incluyen el eucalipto camaldulensis y el madre cacao, y en mayores alturas, el pino, por la rapidez de su crecimiento.  También es muy recomendable la leucaena por su rápido crecimiento, pero requiere suelos no muy ácidos, como los suelos de la zona costera.  Adicionalmente, la leucaena es un cultivo leguminoso, fijando nitrógeno en el suelo y mejorando su fertilidad.

En los años 2006-2008, con el alza en el costo del petróleo y el mayor interés en los biocombustibles (etanol y biodiesel), surgieron discusiones en muchos países sobre cómo se debe priorizar el uso de la tierra, en cultivos con fines bioenergéticos o para producir alimentos.  En caso de El Salvador, esta disyuntiva no tiene que ser un punto de división.  Yo he calculado que hay 835.7 mil ha de tierra que están siendo subutilizadas, 39.7% del área cultivable del país.

Además de cultivos dirigidos para la generación de energía, existen otras materias provenientes de la agricultura que pueden ser aprovechados como biomasa, como la estopa de coco; la caña, olote y tusa del maíz; la cascarilla de arroz; la cascarilla de café; y residuos del aserrado.  Los desechos de jardín de áreas urbanizadas, más específicamente, de la poda de árboles, es otra opción de alto poder calorífico, aunque requerirían ser picados antes de su utilización.  En cada uno de estos casos, habría que buscar oportunidades para el acopio, procesamiento y transporte que sea factible en términos económicos.  Pero es importante resaltar que hoy en día, en general, no se aprovechan estos desperdicios, y son combustibles que pueden sustituir parte de la importación de combustibles fósiles.

Para aprovechar el potencial de la biomasa, se sugieren las siguientes acciones de política:

  • Revisar la Ley de Energías Renovables, para asegurar que sus incentivos están acordes con las inversiones potenciales en plantas de biomasa en el país.
  • Promover esquemas asociativos para pequeños procesadores y vendedores para el acopio de desperdicios que pueden ser utilizados como combustibles.
  • Conectar cooperativas agropecuarias que tienen tierra ociosa con las empresas industriales con calderas y los ingenios azucareros, para impulsar los cultivos bioenergéticos.
  • Revisar la Ley Forestal y los procesos de permisos para asegurar que no impiden los cultivos dendroenergéticos.
  • Reforzar la investigación y extensión en las actividades forestales, incluyendo los cultivos dendroenergéticos, para reducir la deforestación para uso como leña.

About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s