4 retos y 11 soluciones para el agro salvadoreño: propuesta de plan quinquenal (parte 2)

Continuamos con los 4 retos y las 11 soluciones para un plan estratégico del sector agropecuario salvadoreño, como una contribución a la discusión del plan quinquenal en El Salvador.  Ayer comenzamos viendo el reto de la vulnerabilidad; hoy veremos los retos de la equidad y de la edad.

  1. La Equidad

pobreza agroEl reto de la equidad en el contexto de las familias podemos visualizar desde el punto de vista de bienestar económico, usando el indicador de la pobreza.  Los ocupados en el sector agropecuario, incluyendo trabajadores y productores, son el grupo más pobre de la población nacional.  El 50% de los ocupados en el sector son pobres, comparado con 20.2% de los ocupados en otros sectores de la economía (gráfica).  Asimismo, la pobreza extrema es mucho más extensa en el agro, englobando al 16.5% de los ocupados comparado con el 3.5% de los de otros sectores.  La pobreza también se puede acompañar por otros indicadores de marginalidad, como de la salud, escolaridad, seguridad alimentaria, etc., donde estas familias agropecuarias también tienen mayor atraso.

Los orígenes de esta situación son numerosas, pero podemos resumirlos en factores como la atomización de las tierras, la baja rentabilidad de cultivos tradicionales, los bajos niveles educativos de la población agraria, el aislamiento geográfico que impide el acceso a servicios básicos e infraestructura pública, etc.  Pero, ¿cómo corregir esta situación que genera resultados inequitativos en los ingresos, por medio de estrategias agroproductivas? (No estoy incluyendo otros tipos de estrategias sociales o productivas, aunque también pueden contribuir mucho).

Desde 2011, el Ministerio de Agricultura y Ganadería ha organizado su estrategia de atención al agro en el Plan de Agricultura Familiar (PAF).  Uno de los componentes principales del PAF es la atención a las familias productoras de subsistencia, por medio del componente de Seguridad Alimentaria y Nutricional, que incluye asistencia técnica para las familias, por medio de familias demostradoras que comparten lo que aprenden en las escuelas de campo a otras familias de su comunidad.  El enfoque es positivo, partiendo de una satisfacción de las necesidades de seguridad alimentaria y luego buscando la mayor generación de ingresos productivos, pero se han detectado muchas fallas de implementación, más que todo por la cobertura demasiada grande por extensionista (304 familias), así como la sobredependencia en las familias demostradoras, quienes en muchos casos, quizás la mayoría, no tienen la capacidad para incidir en sus vecinos.  Por otro lado, se entregan “incentivos” a las familias demostradoras, como semillas y equipos, para realizar cambios en sus parcelas, pero la entrega de estos incentivos en las otras familias es irregular.

Por otro lado, el programa principal de contacto con la población agropecuaria son los paquetes agrícolas, que proporciona semillas de maíz y fertilizantes en forma casi universal, y semilla de frijol a parte de los productores.  Este programa genera una serie de inquietudes, pero no hay voluntad política para removerla; sin embargo, se podría modificar sus modalidades.

2 acciones para mejorar el PAF:

  1. Evaluar, ajustar y ampliar la cobertura de la asistencia técnica a familias de subsistencia. Es urgente realizar una evaluación técnica del PAF, conociendo los niveles de adopción de las tecnologías y verificando el nivel de seguimiento por parte de los extensionistas, para poder ajustar la metodología y la cobertura. Luego, con este base técnica más sólida, se pueden seguir buscando más recursos para ayudar a más familias, pero insisto, es mejor ayudar a 10 mil familias en una forma que realmente cambia sus vidas, que poder poner en un listado 60 mil familias pero cuya situación de pobreza se perpetúa.
  2. Convertir los paquetes agrícolas en un sistema de bonos para compra de agroinsumos. Este cambio permite a los productores escoger cual tipo de semilla es mejor para sus parcelas, renueva la relación con los agroservicios locales, y también permite una flexibilidad para poder usar parte o todo su bono para cultivos no tradicionales.

3. La Edad

Cuando se realizó el IV Censo Agropecuario en 2007 (hace 7 años), el 47% de los productores tenían 49 años y más, incluyendo un 26% que tenían 59 años y más.  Hemos discutido el tema de la edad relativamente mayor de los productores agropecuarios (¿Quién cultivará las tierras?).

4 retosPor un lado, los jóvenes están alcanzando mayores niveles educativos, y buscan oportunidades en otros sectores.  Por otro lado, perciben que la inversión de su esfuerzo en actividades agropecuarias no se compensa con suficientes ingresos, es decir, un trabajo muy duro para pocas ganancias, lo cual es cierto en términos de las formas tradicionales de cultivar granos básicos, lo cual no ha experimentado mucho cambio en cientos de años (gráfica).  La foto del 2014, demuestra una tecnología racional para la realidad de este campesino, pero no atrae a los jóvenes.

Propongo 2 acciones para atraer a los jóvenes al agro:

  1. Fondo para la Compra de Tierras (como Fondo Social para la Vivienda), para que jóvenes que hayan recibido entrenamiento en la producción pueden acceder a la compra privada de tierras con un subsidio. Uno de los impedimentos a jóvenes dinámicos que quieren entrar al sector, es el acceso a tierras propias.
  2. Promover la tecnificación (incluyendo la mecanización apropiada a pequeña escala y la agricultura protegida, plasticultura, invernaderos, microtúneles, etc.), lo cual posibilita la diversificación productiva en actividades más rentables, como frutas y hortalizas. Cuando hay mayor rentabilidad y cuándo hablemos de un agro diferente, muchos jóvenes regresan al agro.

En el próximo post, veremos los retos y soluciones restantes, en términos de la competitividad, así como algunas ideas sobre cómo financiar todas estas iniciativas.

About amyangel5

Economista agrícola, analista del sector agropecuario salvadoreño y centroamericano.
This entry was posted in política agropecuaria and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s